La revolución en bata

Publicado el 16 de enero en la sección de Opinión de El Espectador y http://www.ElEspectador.com
SAPERE AUDE!, ES UN GRITO DE BAtalla. Tal vez no es tan pegajoso como ¡Adelante presidente!, pero es mucho más útil.

La expresión es de Kant y significa: “atrévete a servirte de tu propio entendimiento”. Kant, no era adepto de las revoluciones sudorosas o de las marchas, de hecho, él difícilmente salía de su casa, pero muchas veces un giro en la forma de pensar es más revolucionario que un desfile de camisetas blancas y puños al aire.

Sin el carisma de otros héroes europeos como William Wallace, Kant escribió un texto en donde dice qué es la Ilustración. La definió como un proceso público que implica cuestionamiento y crítica y que permite pasar de la minoría de edad a la mayoría de edad. Un menor de edad, para Kant, es alguien que, debido a su pereza y su cobardía, no hace uso de su propio entendimiento y prefiere que otros le digan qué hacer; por ejemplo el oficial (que dice ¡adiéstrate!), el consejero de finanzas (que dice ¡paga!) y el pastor (que dice ¡cree!). En cierta medida el texto es una rebelión contra Federico II, rey de Prusia, que dijo “razona lo que quieras razonar pero obedece siempre”.

Para pasar a la mayoría de edad es vital hacer un uso público y educado de la razón, preguntarse políticamente si uno realmente cree en la causa que defiende, y despegarse de andaderas como tutores o prejuicios. Para lograr la mayoría de edad o gracias a esta, se necesita o se adquiere “libertad” que para Kant puede ser civil (se provee) o libertad del espíritu, que se alcanza. Por eso, si un Estado no provee las condiciones para hacer un uso público de la razón, no hay libertad civil, y si sus habitantes están decididos a que otros piensen por ellos, la libertad de espíritu también es inviable.

Cuando escucho a alguien apoyar el tercer mandato de Uribe diciendo que nadie más puede manejar este país pienso en Kant, y en los votantes que a pesar de ser mayores de 18 son menores de edad, y necesitan un líder patriarcal que los defienda y piense por ellos. Aún si Uribe fuera una buena opción, muchos de los que lo apoyan piensan que la continuidad de su mandato mantendrá el país a flote y les permitirá desentenderse de tener que pensar, opinar, o criticar. Hay otros, claro, que apoyan el tercer mandato haciendo uso de su propio entendimiento; lo hacen porque les conviene, pero como casi siempre los beneficiados directamente son pocos, y la gran colectividad lo que quiere es alguien que los ampare en su flojera.

Son esos mismos menores de edad los que tienden a masificarse, a hacer lo que les dicen bajo la premisa de un slogan efectista; ya sea pedir por la paz, sin pensar siquiera en lo que la palabra implica; o blandir un machete a diestra y siniestra porque sí, como sucede en un cuento de Hernando Téllez sobre el Bogotazo: “—¡Viva la revolución!— Yo respondí automáticamente: —¡Que viva!— y, sin saber cómo, me encontré blandiendo el arma poseído de insólita ira. —¡Recoja el machete, miserable!—Ordenó a mi espalda una voz autoritaria —Recójalo o si no yo le enseño a obedecer—Insistió la voz.” Cuando me encuentro con citas como esta, que aunque ficción retratan el proceso mental de muchos violentos en Colombia, pienso que la guerra perpetua del país tiene que ver con la inmadurez de muchos de sus habitantes.

La revolución de Kant se trata de dar un giro, un cambio de perspectiva en el que podamos confiar en nuestro propio entendimiento para discernir entre lo que nos conviene y lo que no, en vez de esperar que alguien ajeno a nosotros, o una entidad abstracta nos diga qué hacer. La revolución de Kant es menos sangrienta que la de las masas furibundas, es una revolución individual que se puede llevar a cabo desde la casa, en bata, en pijama, sin aspavientos ni declaraciones grandilocuentes. Consiste en preguntarnos crítica y honestamente por qué hacemos lo que hacemos, si en realidad Colombia no funciona sin un arriero, si de verdad nadie puede manejar este país, y si este país necesita que lo manejen porque nosotros no nos podemos manejar a nosotros mismos.

Anuncios

11 comments

  1. A mi me gusto mucho su columna de las mujeres, la de hoy en el heraldo, en general me gustan mucho sus columnas. No estoy de acuerdo con bluelephant ni con Nanda con respecto a lo que ellos opinaron de la de hoy.Debo confesar que eso va contra mis principios (el hecho de que me gusten sus columnas), va contra mis principios porque las personas como usted que dicen una y mil veces su hoja de vida me molestan un poquito, pero no, la verdad es que sus columnas son muy bacanas, más que bacanas me parecen utiles. Pues la felicito y en mi opinion las páginas de opinion deben ser para gente como usted, en serio es lo que pienso.

    Me gusta

  2. Una vez más encanta con sus palabras y su sutileza para escribir! Me llama la atención como contrasta el conocimiento acádemico con nuestra realidad. Adelante Catalina, Bacano que no tenga pelos en la lengua para ser libre (al menos de espiritu) y pueda expresarse… _Realmente llena de alegria mi alma con la sensibilidad de sus columnas!

    Me gusta

  3. Apreciada Catalina: Tuve el placer de leer su artículo LA REVOLUCION EN BATA, muy bien escrito para el periódico El Espectador el pasado 16 de enero de 2009. Aparte de su agradable estilo literario, señala usted máximas de incuestionable validez. No obstante con base en ellas formula preguntas que pareciera solo tienen una posible respuesta y que irían dirigidas como dardos a la posible reelección del presidente Uribe. Cuando Usted pregunta si será que acaso nadie más puede manejar este país yo le contesto: Por supuesto que sí; de hecho lo han manejado, por ya casi cerca de 200 años de vida republicana y, por desgracia de todos, no para el interés de los ciudadanos, sino para el interés de las clases políticas dominantes tradicionales. Todos los políticos han ascendido al ejercicio del poder con la promesa de hacer lo mejor para los ciudadanos; de hecho cuanto político hay en la vida pública Colombiana, afirma que hace una gran contribución a la nación, que le presta enormes servicios a la patria, cuando en realidad a los únicos que se prestan servicios es a sí mismos y a sus familias, llenando sus bolsillos y los de sus familiares y amigos, nombrándolos en ministerios y embajadas. Pocos han sido los gobernantes que efectivamente le han servido a Colombia por encima de sus propios intereses. De ahí que cuando los ciudadanos encontramos a uno, entre unos pocos, que efectivamente le sirven al país, no queramos dejarlo ir. Y por supuesto no se trata de que el personaje en cuestión, el presidente Uribe sea el personaje perfecto o que no haya tenido errores porque los ha tenido, particularmente por el hecho de que gobierna. Desde tempranas horas de la mañana hasta altísimas horas de la noche, de domingo a domingo. ¿Imagínese usted: si tanto han errado los que escasamente trabajaban para sí mismos?Por supuesto hay otros candidatos importantes e interesantes que bien valen el examen de los votantes y ojala, por el bien de nuestra democracia, sean cada vez más los que en verdad trabajen por el bien común y no por el particular. LUIS EDUARDO MANTILLA BOTEROLuis.mantilla01@gmail.com

    Me gusta

  4. Proof of acquiring Our Adverse Prices at http://www.Pharmashack.com, The Prime [b][url=http://www.pharmashack.com]Online Dispensary [/url][/b] To [url=http://www.pharmashack.com]Buy Viagra[/url] Online ! You Can also Testifier Countless Deals When You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/cialis.html]Buy Cialis[/url] and When You You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/levitra.html]Buy Levitra[/url] Online. We Also Convey out in a Chief Generic [url=http://www.pharmashack.com/en/item/phentermine.html]Phentermine[/url] In subordinate of Your Nutriment ! We Send away Mercantilism rating squiffy apply to [url=http://www.pharmashack.com/en/item/viagra.html]Viagra[/url] and Also [url=http://www.pharmashack.com/en/item/generic_viagra.html]Generic Viagra[/url] !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s