Sparkies

Publicado el 24 de mayo en la edición II del periódico Foro Javeriano. http://www.scribd.com/doc/31788962/Edicion-II-de-2010

Los estudiantes han jugado un papel importante en coyunturas claves de la historia nacional, desde la caída de Rojas Pinilla hasta el movimiento de la séptima papeleta que le abrió espacio a la Constitución de 1991. Pero esos eran otros tiempos, otras generaciones para las que ser de izquierda era un orgullo y no un gusto por la lana virgen; otras generaciones más impresionables, que no se habían vuelto apáticas sentadas frente al televisor.
Las manifestaciones de los estudiantes, parecían, a principios de este siglo, un pasatiempo exótico de la universidad pública. Sin embargo, hace poco varios estudiantes Javerianos desplazaron a un grupo de impulsadores con propaganda de Juan Manuel Santos hasta sacarlos de la universidad. Al parecer los estudiantes, en su mayoría partidarios de Mockus, se unieron espontáneamente para abuchear y después echar a empujones a los santistas. La masificación, aunque desafortunada, es una manifestación política típica, pero atípica en una universidad privada como la Javeriana.
“En la Javeriana no se tiran piedras sino Sparkies” dice una de las bromas más populares sobre esta universidad. Como casi todas las bromas, parte de hechos reales: primero que no nos alcanza para unos M&Ms y segundo, que la Javeriana no es conocida por sus movimientos estudiantiles o grandes protestas. Sin embargo estas manifestaciones se han hecho más frecuentes. En el 2006 varios javerianos recibieron a Uribe llevando mordazas en señal de protesta y después tuvieron un enfrentamiento verbal con el presidente. Pocos días antes Uribe tuvo un recibimiento parecido en la Universidad de los Andes, también privada. Uribe dijo entonces que había un comunismo disfrazado pero en realidad lo que pudo verse fue una mayor participación política por parte de la universidad privada que llevaba sus buenos años sin manifestarse frente al establecimiento – a favor o en contra, recordemos que fue la tuna javeriana la que acompañó a Lucero Cortés a darle una serenata a my president en el día de la mujer.
En un editorial del periódico El Tiempo en junio del 2007, se habla de sorpresa frente a las manifestaciones de los estudiantes que hubo en mayo de ese año y se plantea la pregunta sobre la continuidad de estas manifestaciones. Creo que hoy es evidente que no fueron flor de un día, pero es hora de plantearse la pregunta por cómo son y hacia dónde van. Podemos empezar por decir que se diferencian de las manifestaciones estudiantiles de otras épocas en que no necesariamente están impulsadas por la izquierda o por tendencias comunistas, y muestran un gran escepticismo frente a la lucha armada. Los líderes estudiantiles están privilegiando un discurso más pragmático y calificado que en el pasado reciente y un énfasis en símbolos democráticos y alternativos: gobiernos paralelos, fórmulas viables de cambio político, depuración electoral, organizaciones juveniles de partidos y movimientos.
A propósito de los Sparkies, hay que preguntarse qué ha encendido de nuevo la chispa (spark) política en la universidad privada. ¿Será acaso físico cansancio de llevar los últimos ocho años de su vida bajo el mandato del mismo presidente? ¿Es el renacimiento de la esperanza de un cambio y la creencia en la posibilidad del mismo? La renovada presencia de la universidad privada en la discusión política nacional, así sea para tirar Sparkies, significa que estas manifestaciones son más que una mala costumbre mamerta, son una inclinación compartida de los jóvenes colombianos por participar en el engranaje democrático: el destello de una generación cada vez más crítica, activa políticamente y capaz de responsabilizarse por su país.

Anuncios

One comment

  1. Si, Catalina, extrañamente ese "despertar" de los jóvenes de universidad privada ha sido muy notorio. Mi hermano, que es santista-uribista, se siente asfixiado por una presión de sus estudiantes (es profesor en El Bosque) a favor de Mockus que considera iracunda. Yo le dije que ahora sentía en carne propia lo que llevábamos 8 años sufriendo de los furibistas. Confieso que también me estaba generando mamera tanta pasión por Mockus, yo, que he sido zanahorio-verde recalcitrante y no le he fallado ni un voto a Mockus, ahora ya lo estaba dudando. Pero al escucharlo resulta demasiado evidente que es lo que necesitamos (podría tratar de explicar por qué , pero ya has recibido bastantes power points =)).Por último,para terminar con estas vaguedades, decirte que pertenezco a la Tuna Javeriana, y haber participado en lo de Lucero Cortés es más un asunto de $$$ que un acto político. La Tuna (cómo explicarlo) representa a la Unviersidad pero no es controlada por la Universidad. Ah, y el palo de discusión que dimos después de cantarle a Uribe!!. El punto es que somos más bien amigos de las fotos , las tenemos con cuanto presidente, reina, actor o actriz nos encontramos. Nos falta una con Mockus (sinfff!!). En fin, chau.Ah, mi blog…. educaciencia.blogspot.com (aunque lo tengo un pin abandonado)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s