Maculada concepción

Publicada el 1 de octubre de 2010 en El Espectador.

Para defender el derecho a elegir si abortar o no, no hay que estar seco de fe. Aunque hay religiones, como la católica, que se fundan en la negativa de una mujer soltera y pobre a abortar, sus fieles pueden llegar a estar de acuerdo con el derecho a elegir.

La situación de María era diferente, tenía un novio comprensivo e iba a ser la Madre de Dios, pero la mayoría de las mujeres que abortan no tienen garantías divinas, y si bien algunas, inmersas en este mundo positivista, ni siquiera creen en el alma, otras, son creyentes y piadosas como la misma María y quieren mantener su fe aún ante la difícil decisión de interrumpir un embarazo.

Católicas por el derecho a elegir es una organización con sede en varios países como México, Perú y Colombia que defiende los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres desde el punto de vista de su fe. Las católicas por el derecho a elegir promueven “los derechos de las mujeres, especialmente los que se refieren a la sexualidad y a la reproducción, a partir de la ética de los derechos humanos y de la teología feminista […].”

Hasta Pío IX, los pontífices se preocuparon primordialmente de problemas de penitencia en relación al aborto, es decir, catalogaban y definían la magnitud de varios pecados, entre los cuales el aborto no era de los más graves. Desde la publicación de la Constitución Papal Apostólicae Sedis de Pío IX en 1869, la práctica del aborto bajo cualquier circunstancia se convirtió en un pecado grave castigado con la excomunión. Aunque yo no soy creyente, puedo imaginar que para quien está comprometido con su fe católica la excomunión debe ser algo muy serio, tanto como para dudar ante la decisión de abortar, incluso cuando no desee el hijo que carga, aún cuando esto ponga su vida en riesgo.

Las Católicas por el derecho a elegir, dicen, que hay casos en que el aborto no implica la excomunión. Estos son: Cuando la mujer es menor de 16 años (canon 1323, inciso 1º), cuando actuó presionada por miedo (canon 1323, inciso 4º), si lo hizo por necesidad (canon 1323, inciso 4º), si actuó para evitar un grave daño (canon 1323, inciso 4º), cuando ignoraba que infringía una ley (canon 1323, inciso 2º), si actuó en legítima defensa (canon 1323, inciso 5º), si actuó por violencia o de manera accidental (canon 1323, inciso 3º) y cuando la mujer carecía de razón o sufría alguna deficiencia mental (canon 1323, inciso 6º). Desconozco como es el proceso de apelación divina para salvar el alma, pero si en el se necesitaran abogados, estas mujeres estarían muy bien preparadas. Por supuesto, estos grupos no son reconocidos por todos los ámbitos del catolicismo, pero es importante ver cómo aún el argumento teológico, que parece infranqueable, se puede discutir.

El aborto, como excepción a la regla divina, tampoco es algo tan excéntrico. Un estudio realizado en Fortaleza, Brasil, y presentado en el marco del Encuentro de investigadores sobre el aborto inducido en America Latina y el Caribe, en Bogota, concluyó que 92% de las mujeres que recibieron atención hospitalaria por complicaciones derivadas de abortos inseguros eran Católicas. Católicas por el derecho a elegir hace énfasis en despenalizar las conciencias de las mujeres católicas, que son carcomidas por la culpa y sienten que han renunciado a su fe. También es importante ver que si el aborto se legaliza ninguna mujer católica está obligada a abortar mientras que, si se prohibe muchas muchas que no comparten esta fe se ven obligadas a tener un hijo.

Mucho ha cambiado el catolicismo a lo largo de los años, y hace rato que Dios no se le aparece a nadie, así que no hay fuente de autoridad para la última palabra. Aún las reglas divinas tienen sus excepciones, esto no se debe a su naturaleza divina si no a su naturaleza lógica, pues nada rige para todo, y cumplir una regla a ciegas sin tener en cuenta sus matices particulares puede llegar a tonterías como no rescatar a alguien que se ahoga pues el porque el letrero dice “prohibido nadar en vestido de baño”.

Pata: El procurador decide lucirse justo el 28 de septiembre, Día internacional de la despenalización del aborto en América Latina.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s