Salmón

Publicado en El Espectador el 28 de enero de 2011.

El pasado 25 de enero, el presidente Obama presentó frente ambas Cámaras del Legislativo su discurso sobre el Estado de la Unión (State of theUnionSpeech). El discurso, lleno de tácticas de Programación Neurolingüística, hizo énfasis en revivir la competitividad norteamericana.

Obama habló de los avances de China, y otras naciones que debían inspirar a los norteamericanos a esforzarse más: “Es decir, sí, el mundo ha cambiado. La competencia para ocupar los puestos de trabajo es auténtica. Pero eso no debe desanimarnos. Debe desafiarnos.” Citó a Kenndey cuando dijo que “El futuro no es un regalo. Es una conquista”.
El desafío que propone Obama es “Ganar el futuro” un eslogan que seguro se verá muy bien en camisetas y llaveros. Esto de ganarse el futuro se hace por medio de la innovación, la creatividad, la imaginación, que producen trabajo (más trabajo, mejor pagado). El país invertirá en investigación biomédica, tecnología de la información y, sobre todo, tecnología de energías limpias. Habló de menos plata para las petroleras, promover y mejorar la educación, del fin de la política del “don’taskdon’ttell” (ni yo te pregunto ni tu me dices; el discreto acuerdo que había en el ejército estadounidense para manejar la homosexualidad) y de la importancia de que los soldados que vuelven de la guerra entren a estudiar.
El discurso fue excelente, a tono con lo que podríamos llamar el “espíritu de los tiempos”, emotivo, inteligente, se volvió a ver al Obama carismático que conquistó a EEUU en las elecciones.
Después de la intervención de Obama, la cadena de radio NPR pidió a los oyentes que describieran el discurso en 3 palabras. Entre las palabras más usadas estuvieron esperanzador, educación, innovación, juntos, futuro, optimista e inspirador. Pero la palabra más usada, entre republicanos, demócratas e independientes que participaron en la encuesta fue la palabra Salmón.
Lo de el Salmón fue un chiste… pues, más o menos. Obama dijo “Existen 12 organismos diferentes encargados de las exportaciones. Hay al menos cinco entidades distintas que se ocupan de la política de vivienda. Y está mi ejemplo favorito: El Departamento del Interior es responsable del salmón mientras está en agua dulce, pero, cuando están en agua salada, se ocupa de ellos el Departamento de Comercio. Y creo que es todavía más complicado después de ahumado.” Salmón-ahumado. En realidad el chiste es flojo pero como esa relación se hace fácil todos rieron, y tal vez justamente por eso (porque rieron) Salmón fue la palabra más recordada de todo el discurso.
A pesar de que Obama ha sido un presidente bastante efectivo, el carisma que mostró en las elecciones parecía perdido, por eso su popularidad había bajado bastante. Este año volvió con una sonrisa y sus conocimientos de PNL fresquitos y su popularidad ha subido. Es una prueba más de que en política lo que importa no es lo que se dice, sino cómo se dice. ¿Obvio? No tanto. En Colombia, por ejemplo, hay excelentes visionarios que son pésimos políticos porque aunque sus ideas son buenas se transmiten sin filtros estéticos efectivos, cómo el humor. Lo que Obama tiene para mostrarles es que las ideas progresistas pueden y deben estar acompañadas de estrategias comunicativas orientadas a lo afectivo. Los votantes somos más susceptibles a los chistes que a los argumentos, probablemente porque nuestras reacciones se gestan en el campo de la estética, son emotivas, y nuestra memoria y comprensión de lectura funciona mejor con los eslóganes de los llaveros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s