La caverna

Publicado el 7 de abril de 2011 en El Espectador.

Un útero es como una caverna. El parecido no es solo morfológico, también es semántico porque el útero parece un lugar recóndito cuyos secretos se ocultan al mundo. Mitos sobre sus entrañas hay muchos, por ejemplo, mi bisabuela me contaba que en su época los hombres solían palpar la muñeca de la mujer en busca de un huequito que evidenciara si ella tenía su periodo. Ese es un mito inofensivo. Mitos peligrosos, son, en cambio, todos los que se refieren al aborto en Colombia.

ara empezar, muchas mujeres piensan que el aborto no es legal en este país. De hecho, muy pocas colombianas saben cuándo, cómo, y dónde se pueden realizar un legrado legal. Muchos médicos tampoco saben que el aborto es legal, muchos les dicen a las chicas que llegan buscando su ayuda que deben venir acompañadas de sus padres, o con una orden judicial, o les presentan tantos obstáculos que las chicas recurren al aborto ilegal, y ese sí, todos sabemos dónde se hace.

También se cree que la pastilla del día después es abortiva.  En realidad el Postinor simplemente previene la fecundación del óvulo. Si el óvulo ya está fecundado de nada sirve la pastilla del día después.

Otro mito presenta a las mujeres como Evas malvadas que disfrutan asesinando niños, y que después de hacerlo se van juntas a tomar el sol con su bikini de rayas. Mujeres frívolas y frías, irresponsables sin corazón. A mi lo que me parece irresponsable y sin corazón es que el Procurador Alejandro Ordoñez salga en los medios dando información equivocada que confunde a las mujeres y entorpece la ejecución de sus derechos. Me pregunto qué gana él arruinándole la vida a las colombianas, y me encuentro con que hay mujeres colombianas que le acolitan estas gracias.

Recientemente la procuradora María Eugenia Carreño editó un documento a su acomodo para que pareciera que la OMS no aprueba el Misoprostol. Uno solo puede pensar que esto es una movida maquiavélica, pues la otra posibilidad implicaría que la comprensión de lectura de Carreño y Alejandro Ordoñez es tan pobre que no están capacitados para sus cargos. Como el Procurador ha dado muestras de ser un hombre muy bien preparado asumo que es consciente del daño que le causa a las mujeres de Colombia, sobretodo a las de estratos bajos, entorpeciendo el derecho que tienen a abortar en Colombia en los tres casos específicos en que es legal.

La semana pasada, la Viceministra de Salud, Beatriz Londoño, ex Secretaria de Salud de Bogotá y ex directora del Instituto colombiano de Bienestar Familiar (2002 a 2006), salió a decir en La W que le preocupaba la inclusión del Misoprostol en el POS porque ese medicamente no tenía autorización de uso en Colombia para interrumpir embarazos, una declaración que a demás de ser incorrecta implica que la CRES no tiene la información adecuada para tomar una decisión frente a la inclusión del medicamento en el POS.

Me parece que, estando en el siglo XXI y con los avances tecnológicos y médicos para saber como funciona el útero de las mujeres, es inadmisible que corran por los pasillos estos rumores, correos de brujas, que perpetúan los aparatos reproductivos como unas cosas arcanas y misteriosas. Hasta los más conservadores estarán de acuerdo conmigo en que el útero es más interesante como un lugar de luz, que como un lugar de oscuridad.  A mi no me gusta pensar en mi útero como una caverna, como una caldera llena de una información turbia. Es el momento de reclamar nuestro derecho a un útero ilustrado.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s