Al final del arco iris

Columna publicada el 21 de julio en El Espectador.

Hoy se cumple el plazo de la Corte Constitucional para decidir sobre el matrimonio igualitario en Colombia, se visibiliza el final de una historia de lucha por los derechos de las comunidades LGBTI, una exigencia por la igualdad que nos atañe a todos. Mi apuesta: que el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo será posible.

No es casual que el fenómeno del matrimonio igualitario se esté dando hoy en todas partes del mundo, ya ha sido aprobado en España, Argentina, Brasil, Bélgica, Canadá, Noruega, Portugal, Suráfrica, los Países Bajos, Islandia, Suecia y en México D.F. y recientemente en Nueva York y se debe a una serie de hechos incontrovertibles que no van a cambiar: primero que hay homosexuales, segundo que los homosexuales aman, tercero que se quieren casar, y cuarto que si una nación se considera laica y declara con iguales derechos a todos sus ciudadanos, sería una incoherencia permitirle a unas personas casarse y a otras no.

Sabemos que la homosexualidad ni es una enfermedad, ni es rara, ni es nueva, y mucho menos contagiosa. Sabemos también que la homosexualidad no es una perversión moral y que la capacidad para distinguir entre el bien y el mal no está ligada a la orientación sexual. No hay razón para que un homosexual no pueda ser un ciudadano ético y un padre responsable.

La Corte Constitucional, por su parte, ha hecho declaraciones que dan pie para pensar que se pronunciarán a favor del matrimonio igualitario. En la Sentencia C-355, la de la legalización del aborto, afirma: “Las decisiones como las de tener un hijo, o tomar o usar anticonceptivos o pos conceptivos, o casarse son tan intimas y personales que las personas deben tomarlas por sí mismas en vez de que el Estado le imponga sus convicciones.” Es la misma Corte la que ha dicho que el Estado no puede intervenir en si los ciudadanos pueden casarse o no, o en sus elecciones reproductivas, por lo tanto, pronunciarse en contra del matrimonio igualitario es ir en contra de sus propias afirmaciones.

En la misma Sentencia la corte señala que, en ocasiones, el Estado o la sociedad, con el argumento de proteger a la persona de sí misma termina por desconocer su autonomía, por ello la Corte ha sido muy cuidadosa en señalar que estas medidas pierden toda legitimidad Constitucional cundo se convertían en políticas “perfeccionistas”, esto es “la imposición coactiva a los individuos de modelos de vida y de virtud contrarios a los que ellos profesan, lo cual obviamente contradice la autonomía la dignidad y el libre desarrollo de la persona, fundamentos esenciales de nuestro ordenamiento jurídico.” Precisamente por eso, la imposición de un modelo de familia conformado por hombre, mujer e hijos, un modelo que ni siquiera las parejas heterosexuales cumplen, es anticonstitucional.

El matrimonio igualitario beneficiará a muchas parejas que se aman, a muchos niños que buscan un hogar, y a todos los colombianos, pues el mensaje que se envía es que somos un país tolerante, y coherente con los planteamientos de su Constitución. Un país incluyente y respetuoso de la diversidad, que brinde garantías para el libre desarrollo de la personalidad de sus ciudadanos, es un país con menos rabia, con menos motivos para el conflicto. El matrimonio igualitario es dar un paso definitivo hacia el reconocimiento y respeto de las opciones de vida de los individuos y esto nos beneficia a todos porque es dar un paso hacia la paz que los colombianos tanto reclaman y, que con frecuencia olvidan que es, justamente eso: tolerancia. Hoy es un día importante para recordar que la paz también es la paz del cotidiano, del amor, de la coherencia, una paz que se conquista con el debate, y no con las balas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s