El jabón

Columna publicada el 11 de abril de 2012 en El Espectador.

El texto de la Ley Lleras 2.0 es una inusitada compilación de ideas espantosas que solo reafirman la inmensidad de la estupidez humana.

Empieza delimitando los conceptos de autor, artista, intérprete, ejecutante y público con definiciones impuestas, irreales, draconianas, ajenas al mundo real donde todos esos papeles se intercambian constantemente. Diferencia las obras entre colectiva, derivada, obra en colaboración, individual, originaria, como si todas las creaciones no fueran necesariamente parte y producto del flujo de conocimiento colectivo. La protección de los derechos de autor se extiende a los 70 años, en un mundo que exige actualización cada minuto. Se penaliza a todo el que retransmita, fije, reproduzca, difunda, fabrique, ensamble o modifique cualquier “obra”, todos verbos fundamentales para el proceso creativo e inherentes a las dinámicas de internet y, por la manera en que está redactada, hasta podría llegar a castigar la creación de copias para uso personal o de respaldo, como guardar archivos de música a una USB o compartir una fotografía por correo electrónico con un amigo.

El debate del martes estuvo lleno de horrores, como la intervención de Gilma Jiménez, que, como una muñeca de cuerda rota, volvió a pedir que “pensaran en los niños” o la ironía enfurecedora de ver políticos hablando de no robar para garantizarle el botín a los intermediarios. Solo fue representativa de la comunidad de usuarios de Internet la brillante intervención del senador Camilo Romero, que recordó que Internet es el nuevo espacio público, y preguntó si la SOPA que no se toman en EE. UU. nos toca tomárnosla a los colombianos. Esa advertencia ya la habían hecho prestigiosos académicos gringos, expertos en derechos de autor, en una carta donde señalaron que favorecer monopolios en economías desiguales solo aumenta esa brecha y donde muestran cómo esta ley es incluso más restrictiva que cualquiera jamás propuesta en EE. UU. Para el Senado -que necesita reflexionar urgentemente sobre lo que considera delito o crimen- fue demasiada molestia entender la diferencia entre compartir y robar, ponerse a tono con el mundo y considerar otras posibilidades más acordes con un futuro inminente. ¿Representantes del pueblo colombiano? ¡A mí no me representan!

Entre las perlas del proyecto de ley está el artículo 19 que dice que “para resolver los procesos de infracción en materia de propiedad intelectual, estarán facultadas [las autoridades administrativas] para ordenarle al infractor que proporcione cualquierinformación que posea respecto de cualquier persona involucrada en la infracción”, una ventana para arbitrarias cacerías de brujas pues, como en la inquisición, todos somos posibles infractores. En esa medida la ley es ridícula por lo impracticable, pues es imposible controlar y vigilarnos a todos sin darle muerte a derechos fundamentales como la libertad de expresión de manera abiertamente inconstitucional y acabar con nuestra precaria democracia.

Si van a meternos a la cárcel por consumir y compartir información pueden llevarme de primera, yo no pienso dejar de hacerlo. Nosotros, los consumidores de la web, mi generación, no estamos dispuestos a aislarnos del mundo y no vamos a restringir nuestro universo por una ley insulsa que solo se hizo para servirle el país en bandeja de plata a los gringos, por los que hacemos cuanto malabar haría un perro frente a una galleta: desde esconder bajo la alfombra a los mendigos en Cartagena hasta amputarnos toda posibilidad de intercambio cultural y crecimiento creativo, dispuestos a regalarnos como quien recoge un jabón en la ducha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s