Entre líneas del entre sábanas

Columna publicada el 25 de abril de 2012 en El Espectador.

Dice la Canciller Holguín que donde hay un hombre hay prostitución y que no le ve nada de malo a ese pronunciamiento, tal vez porque simplemente pone en voz alta lo que muchos estaban pensando sobre el escándalo de las prostitutas y el Servicio Secreto: que son travesuras de hombres, que boys will be boys.

En algún momento de la historia la prostitución se entendió como un mal necesario, una forma de saciar el ávido apetito de los maridos para que las señoras de “bien” no tuvieran que hacer “cochinadas” en la cama ni las jóvenes se vieran tentadas a entregar el “gustico” antes del matrimonio. ¡Ah! los hombres, animales insaciables a merced de su segunda cabeza, cómo reprochar a esos Adanes indefensos frente al vaivén de los caprichos de las Evas.

Pero los tiempos han cambiado y la prostitución no tiene que ser ni mala ni necesaria. Ser putero no tiene que ser una característica intrínseca del hombre colombiano, como no tiene que serlo reír socarrón, con un brillo cómplice, en el ojo al saber de las peripecias del Servicio Secreto y comentar entre nos, como lo hicieron en Hora 20, que los gringos nos tienen envidia por tener putas más baratas. Más allá de la condescendencia con la que se ha tratado a los hombres en este escándalo está un problema real. No es que no se deba decir que Cartagena es un nido de putas porque le hacemos mala fama, no se puede tapar el sol con un dedo, ¡y menos el abrasante sol cartagenero!, pues aun en la sombra se escucha el estribillo de ai wan lof, coro de la champeta que le compusieron a los gringos. Cartagena está llena de prostitutas porque hay demanda, y porque hay desigualdad, y porque es la principal desembocadura de la trata interna en el país. Si queremos que Cartagena no se anuncie como un harem de rameras carnetizadas (para que los extranjeros no teman a las venéreas) primero tiene que dejar de serlo.

Y no, no se trata entonces de prohibir la prostitución. El problema de este escándalo no es moral, si lo fuera ya sería parte del periódico de ayer. La razón por la que sigue vigente es porque está lleno de puntos ciegos, delitos latentes, y la forma de acallar la bulla no es esconderlos entre chistes de viejo verde sino investigarlos. La prostitución no es el problema, el problema es la explotación sexual y la trata de personas que se esconden detrás de la prostitución y de ese cuento que nos echamos para tener la conciencia tranquila, cuando todos sabemos que un alto porcentaje de las putas de Colombia, y específicamente en Cartagena, son víctimas de mafias que se enriquecen a costa de sus cuerpos. Sabemos además que hay agencias de viajes en el exterior ofreciendo prostitutas colombianas por paquete y que cobran el pago por adelantado. Todos esos son delitos, delitos que tanto el gobierno colombiano y como el gringo han prometido combatir, y son los fogones que mantienen este escándalo encendido.

Ayer varias organizaciones, entre ellas Women’s Link Worldwide, el Centro de Pensamiento Sobre la Trata de Personas y Equality Now, enviamos cartas al gobierno de Estados Unidos, al de Colombia, y a la OEA para pedir que se investiguen los indicios de explotación sexual y trata de personas que han surgido en el cubrimiento del escándalo que, en vez de pellizcar a los gobiernos para que tomen medidas, ha servido de promoción para fortalecer el fenómeno que se quiere combatir. La verdadera vergüenza internacional será dejar tantos cabos sueltos e impunes y por eso es deber Colombia y Estados Unidos asegurarse de que el escándalo de las putas (que antes que prostitutas son mujeres y colombianas) no salga de entre las sábanas para esconderse bajo la alfombra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s