¿Crímenes de género?

Columna publicada el 16 de abril de 2014 en El Espectador.

Cuando la prensa dio a conocer en detalle las estadísticas referentes a los crímenes con ácido, y vimos que una proporción considerable de las víctimas eran hombres, muchos empezaron a decir que las desfiguraciones con ácido no son un crimen de género (algunos hasta dijeron que hay una victimización injusta de las mujeres). Esta afirmación viene de asumir que lo que tipifica estos crímenes es la ventaja numérica. Bajo esa lógica, si el 80% de las víctimas de desfiguración con ácido fuesen hombres, no podríamos hablar de un crimen de género. Hacer análisis cuantitativos sobre términos cualitativos puede llevar a conclusiones confusas. Aquí la crítica no se detiene a preguntarse qué diablos es un crimen de género. Y bueno, ¿qué es?

La violencia contra las mujeres es un problema persistente y universal que ocurre casi en todas las culturas y todos los grupos sociales. Se estima que un tercio de las mujeres del mundo han sido abusadas de forma verbal, laboral, física o sexual en razón de su género, la mayoría de las veces por alguien que conocen, miembro de su familia, pareja o compañero de trabajo. La violencia contra las mujeres se conoce como “violencia de género” porque parte del estatus de subordinación que tienen las mujeres en la sociedad.

Incluye todo acto o amenaza perpetrada por una persona que, empoderada por una sociedad patriarcal, inflige un daño físico, sexual o psicológico en una mujer o niña por razón de su género. Con frecuencia este tipo de violencia está legitimado por las prácticas culturales y por eso tiene un altísimo grado de impunidad. El peso de la definición de un crimen de género está, antes que nada, en sus motivaciones, que se inscriben en una violencia estructural. ¿El hecho de que la víctima fuera mujer implica unas consecuencias, modus operandi o motivaciones diferentes a si fuera un hombre? ¿Cree el agresor que el cuerpo de la mujer o niña —y de todas las mujeres y niñas— está a su disposición para humillar o atacar?

Aunque la práctica no es nueva ni mucho menos, los ataques con ácido volvieron a la prensa al hacerse más populares en Asia y Oriente Medio. En estos países, la motivación más común es lo que llaman un “crimen de honor”, en el que, por lo general, un hombre asume como una afrenta no ser correspondido por una mujer. Esta motivación no es una cosa oriental exótica, es muy seguramente la misma motivación de la mayoría de las desfiguraciones con ácido en Colombia cuando las víctimas son mujeres.

¿Cuando los hombres han sido víctimas de desfiguraciones por ácido es un crimen de género? No, porque el término se refiere específicamente a todo tipo de violencia contra las mujeres alentada por el machismo. ¿Todos los ataques con ácido contra mujeres son crímenes de género? Es probable que sí: cuando se ataca a una mujer es difícil desligar esa violencia de la violencia estructural que contra ella ejerce toda la sociedad, aunque no hay que descartar las excepciones. Ahora, ¿por qué es importante hacer esta diferencia? Porque para prevenir el crimen hay que entenderlo. La violencia contra la mujer tiene unas características transversales, por ejemplo: cuando las mujeres avisan a las autoridades de una amenaza no son tomadas en serio y no se evita un crimen perfectamente previsible. Seguro que hay muchos más hombres víctimas de golpizas en Colombia, pero cuando se golpea a una mujer el puño cae con el peso histórico de una sociedad patriarcal, el mismo que facilita la impunidad y origina todo tipo de violencia contra las mujeres, no importa si el arma elegida es la palabra, el ácido, el puño o el puñal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s