Las mujeres y las papas

Columna publicada el 6 de agosto de 2014 en El Espectador.

En su más reciente edición, la revista Soho publicó lo que llamó un “ejercicio periodístico” en el que un fotógrafo, Nicolás Corredor, defiende los derechos del consumidor putañero. El ejercicio es el mismo que se haría con un restaurante de comida rápida: se compra un combo de hamburguesa, se compara con la foto del menú, se cuentan las papas. Así, el artículo de Soho se pregunta si “¿Son las prepagos de las páginas web las mismas que llegan a la casa?”. El problema, claro, es que ni eso es periodismo, ni las mujeres son papas.

Corredor cuenta que citó a las mujeres en el motel Babilonia de Bogotá (ojo a la publicidad por emplazamiento). Cuando llegan las mide y las compara, a ver si corresponden con el “producto” ofrecido. Como Corredor es prejuicioso, clasista y, obvio, casi todas le parecieron más bajas, gordas y morenas que en la foto, entonces les miente diciendo que está “trabajando en un proyecto artístico donde requería fotos eróticas que sólo lograba capturar en mujeres como ellas”. La primera chica se sintió amenazada por el montaje de luces y salió despavorida; dijo claramente que no quería ser fotografiada y sin embargo ahí quedó, visiblemente furiosa, en el lente de Corredor. A otra le dijo que “estaba pagando por una hora y los convencí de que las fotos hacían parte del servicio, como si fuera una fantasía sexual”. Quizás la chica habría preferido sexo (si era a lo que iba) a que la engañaran de manera indigna y abusiva para tomarle fotos desnuda y exponerla en una revista de distribución internacional. Además, ya que la revista tiene tanta plata para “gastar en putas” ($1’050.000, según el artículo), ¿qué tal si la usa para pagarles a las mujeres que sí se desnudan voluntariamente en sus páginas?

El punto cinco de “Las convicciones de Soho”, escritas por su director, Daniel Samper Ospina, dice que “nadie convence a nadie de desnudarse. Todas las mujeres que se han desnudado, en el fondo, lo hicieron porque querían”. Sin embargo, eso no ocurre aquí, pues Corredor cuenta muy orondo en el texto que “lo más importante del asunto es que en ningún momento hablé de Soho ni de mi trabajo como fotógrafo ni de este experimento”.

En el artículo también parece que los clientes pueden pedirles sexo a estas mujeres. Soho publica las tarifas, pero no indaga por esos intermediarios, evidentes. ¿Ofrecen estas agencias sexo públicamente? ¿Les pagan a estas mujeres salud y seguridad, como lo ordena la sentencia T-629/10? ¿Están seguros de que las mujeres no son menores de edad? ¿Que no fueron inducidas o constreñidas a prestar estos servicios? En Colombia, dos crímenes frecuentes y terribles son el proxenetismo y la trata; que haya intermediarios cuando se presta un servicio sexual es un indicio de ambos. Si están tan interesados en defender los “derechos del consumidor” o en hacer periodismo, eso es lo primero que tendrían que preguntarse. Soho no entiende que estas mujeres no son “productos”; ¡son fuentes!

El problema no es la prostitución (que es legal en Colombia); cada mujer puede hacer con su cuerpo lo que quiera, incluso venderlo. El problema no es que Soho muestre mujeres desnudas en sus páginas; la revista puede objetizarnos con sus fotos de fórmula y sus artículos masturbatorios siempre y cuando nosotras accedamos (hasta yo lo hice). Cada mujer tiene derecho a usar y mostrar su cuerpo como quiera y una revista de entretenimiento no tiene obligaciones “morales” ni educativas con nadie. Pero una revista que en gran medida vive de desnudar mujeres en sus páginas tendría que ser la primera en defender y proteger sus derechos, o, como mínimo, no debería engañarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s