La profesión más antigua del mundo

Columna publicada en El Espectador el 5 de noviembre de 2014.

Por estos días ronda en el Congreso un proyecto de ley que busca regular la prostitución, presentado por el senador Benedetti.

El proyecto cuenta con varios aciertos: pide la misma protección legal de las demás conductas catalogadas como oficios o empleos y explicita que debe ser una actividad realizada por mayores de edad de manera libre. El proyecto también habla de la presunción de un contrato laboral, que se regirá por el Código Sustantivo de Trabajo, y de la exigencia de afiliación al sistema general de seguridad social. También propone un fondo para el restablecimiento social de personas que ejercen este trabajo. Sin embargo, el proyecto tiene un problema: está redactado desde afuera, sin tomar en cuenta la voz de las personas (en su gran mayoría mujeres) que ejercen el trabajo sexual.

La principal queja que plantea Fidelia Suárez, trabajadora sexual y lideresa, coordinadora nacional de Asmubuli (Asociación de Mujeres Buscando Libertad), es que el proyecto habla de “prostitución” y no de trabajo sexual. Suárez hace un énfasis importante en la autonomía del cuerpo (algo que marca la diferencia entre este oficio y la explotación sexual). “Nosotras no somos unas pobrecitas sin opción, yo decido ser trabajadora sexual porque con una panadería no me alcanza, así le he dado educación a mis hijos”, dice Suárez, que también denuncia los abusos policiales que reciben y cómo la “certificación” para ejercer su trabajo es usada por la Fuerza Pública para exigir servicios sexuales a quienes no la portan.

En un texto reciente publicado en Pulzo, la defensora de DD.HH. Gina Eschemback (Claudia Quintero) habla de la prostitución como un “trabajo” (entre comillas) y pregunta si en tanto que trabajo el Estado debe asumir los riesgos profesionales del oficio, a propósito del degollamiento de una trabajadora en Bogotá. La respuesta fácil es sí: si un ciudadano es degollado, esto debe atenderlo el Estado. Los feminicidios no son “un riesgo laboral de la prostitución”, son una amenaza para todas las mujeres, pues están motivados por el género. Eschemback también se pregunta si el ejercicio de este trabajo es realmente libre y asume que la trabajadora asesinada fue víctima de trata de personas.

Aquí hay una confusión común: equiparar la prostitución a la trata de personas. Si bien es cierto que una importante mayoría de trabajadoras sexuales son o fueron víctimas de trata, asumir que todas son víctimas es negar su autonomía y fomentar el prejuicio. Para Asmubuli, la regulación del trabajo sexual es clave para erradicar la trata y una de sus exigencias es el endurecimiento de las penas. ¿Elige una mujer el trabajo sexual de forma libre? Es difícil contestarlo, nuestra sociedad no les deja muchas opciones de trabajo a las mujeres, las oportunidades educativas son pocas y el trabajo sexual es uno de los pocos en los que ganamos mejor que los hombres. Sin embargo, el ejercicio libre de la prostitución no fomenta que las mujeres sean vistas como objetos, es al contrario: el que las mujeres sean vistas como objetos en nuestra sociedad fomenta la prostitución. Las políticas abolicionistas que dejan este oficio en la ilegalidad no funcionan, y quitarles a las personas la autonomía sobre sus cuerpos poco ayuda a acabar con la objetización. Sólo sin estas desigualdades podremos hablar de un ejercicio libre del trabajo sexual, que, como cualquier otro oficio, puede ser digno, honesto, libre y seguro. Es muy probable que una mujer que puede ejercer cualquier otra profesión socialmente aceptada, no elija ser prostituta, pero también está mal asumir que no lo haría. Las mujeres podemos definir quiénes somos. Creer que no es negar una premisa básica del feminismo: que somos dueñas de nuestros cuerpos. No conviene defender los derechos de las mujeres negándoles su autonomía y libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s