El profesor, el periódico, la universidad

Columna publicada el 19 de febrero de 2015 en El Espectador.

Mientras escribo esta columna se debate en la Corte Constitucional si será posible la adopción conjunta por parte de parejas del mismo sexo. Estamos en un momento del debate en el que los argumentos en contra de la igualdad son insostenibles en el marco del país que nos inventamos, la Constitución que acordamos, y las tendencias mundiales. Por eso, incluso si la Corte decide echarle la papa caliente al Congreso, la adopción igualitaria sucederá, la pregunta es cómo y cuándo. En un momento culmen de este juego biopolítico (protagonizado por el médico, el abogado, el enfermo, el loco, es decir, los sospechosos foucaultianos de siempre) la última carta conservadora ha sido inmolar el prestigio de sus discursos de autoridad.

“Aceptaron” la renuncia de Yohir Ackerman en El Colombiano por una columna que no rompía ninguna regla ética del periodismo. Aunque El Colombiano, como medio privado, puede elegir a los columnistas que quiera, la salida de Ackerman los deja, ante los lectores y el gremio, como un medio que no respeta la pluralidad y la libertad de expresión.

La Universidad de La Sabana, emite un concepto para la Corte Constitucional en donde contradice abiertamente el modus operandi académico, -que mantiene el el talante hipotético de sus afirmaciones, consciente de que que los paradigmas se renuevan. Mientras las otras universidades dicen que no hay argumentos para probar que los homosexuales no puedan adoptar, la Sabana invierte el papel de la consulta, cierra el dogma, y acomoda pruebas a una creencia política. Es un proceder contra-académico y anti-democrático.

Encima, a un profesor lo graban en una cátedra de derecho constitucional diciendo que los homosexuales son enfermos. Si lo hubiera dicho en una clase de psicología, medicina o psiquiatría, habría caído en una franca mentira, pero como en el derecho las cosas son interpretables y discutibles su discurso (que además coincide con la agenda de la universidad) cae dentro de la libertad de cátedra. Sin embargo, sus estudiantes tienen todo el derecho de grabarlo y divulgar la grabación. El discurso de profesor en clase es público, se dice con una intención explícita de que se recuerde y se registre, por eso los estudiantes toman nota: en el examen les van a preguntar qué dijo el maestro. El estudiante que filtró las grabaciones tiene todos los derechos sobre su experiencia de vida (estar en esa clase) y puede contársela a quien quiera. Además es deseable que las discusiones del aula lleguen al debate público.

El Estado liberal, no puede existir sin que hagan parte del debate nacional estas posturas que parecen absurdas; tolerar al intolerante es la apuesta más radical de la democracia. Creer que podemos construir un país en donde quepan todas las opiniones y cuya discusión pública le dé forma a las leyes y a la sociedad, es precisamente lo que significa ser liberal. El profesor, el periódico y la universidad se juegan todo en el prestigio de su firma (del que se supone que depende que la gente que quieran matricular la clase, ir a esa universidad, leer el periódico), al hacer afirmaciones que contradicen los estándares de sus oficios. Quizás, suponen que riesgo no es tan alto porque estamos ante una red de poder, en donde una porción importante de los lectores de El Colombiano estudian en La Sabana y trabajan en la Procuraduría, y mientras más fervor en sus creencias tengan más sostenible es su microclima ideológico y económico, que les permite evadirse del debate ilustrado. Pero hoy, las creencias no bastan para sostener la credibilidad, y decida lo que decida la Corte, la sociedad terminará por cobrarles haber arruinado en vano el prestigio de sus discursos de autoridad con el fin de defender unos prejuicios anacrónicos que tienen por consecuencia dejar a niños y niñas sin hogar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s