Las colombianas y las tetas

Columna publicada el 8 de abril de 2015 en El Espectador.

Ronda el el congreso un proyecto de ley (presentado por el senador Mauricio Lizcano) para prohibir procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos para menores de edad. La propuesta no prohibiría cirugías menores (como la de la nariz) o con las que se corrigen “patologías físicas” o que tengan justificaciones psicológicas —es decir, no afectará a los niños y niñas transgénero— y se enfoca en regular las cirugías estéticas que pueden poner en peligro la vida y salud de los menores de edad, en su mayoría niñas, como implantes de silicona, liposucciones y bótox.

Sin duda hay una desigualdad de género en el asunto de las cirugías. Es bien sabido que en Colombia es una práctica común regalarles a las niñas, en sus 15 años, operaciones estéticas e implantes de tetas. En Colombia hay una generalizada idea de belleza en donde los cuerpos de las mujeres deben ser hiperfeminizados: tetas y culo grande, cintura pequeña, frondosa cabellera, voz dulce. El origen de esta estética probablemente tiene que ver con el hipermacho colombiano, ese que “sí es un varón”, poderoso, irascible, orgulloso, que les dará a todos en la cara, marica. Esta es una virilidad que para afirmarse necesita muchos accesorios, quizás un caballo, o un carro, unas gafas caras y una mujer. Todas engalladas, porque una muestra de ese poder es tener la plata para modificar tus posesiones a tu antojo. Aunque esta descripción corresponde a casos extremos, es claro que esta estética ha permeado todas las clases sociales y regiones en Colombia: el parámetro de belleza es el mismo, aunque la talla, el color y el precio del brassiere y los jeans varían.

Las mujeres (biológicas o no) son dueñas de sus cuerpos y tienen el derecho —la libertad morfológica— de intervenirlos como quieran. Todos hacemos intervenciones en nuestro cuerpo a lo largo de nuestras vidas (brackets, pintarse el pelo, hacer ejercicio), que nos ayudan a parecernos a lo que queremos ser. Pero a veces eso que queremos ser responde a unos parámetros violentos que impone la sociedad. Las mujeres tienen que navegar esos parámetros violentos y las mujeres adultas tienen el derecho a escoger lo que les parezca la mejor manera, incluyendo ponerse tetas. Pero como sociedad hemos acordado un límite de edad bajo el cual les damos a los y las ciudadanas mayor protección, por parte de sus padres y del Estado, un tiempo (la niñez y la adolescencia) en donde intentamos que los y las jóvenes colombianas adquieran las herramientas para tomar decisiones autónomas que determinen sus vidas. El proyecto de ley del senador Lizcano no limita la libertad morfológica, pero les pone a los niños (especialmente a las niñas) un límite de tiempo que las protege y que les da un margen para deliberar sobre su identidad.

No es fácil el camino de “la fea” ni el de “la bonita”. Pero si una mujer quiere “ser bonita”, en Colombia, tiene que llenar ese cuerpo de guitarra, y para ajustar sus carnes a veces son necesarios el bisturí y la silicona. Para muchas mujeres en Colombia “ser bonitas” es en mayor o menor medida un problema de supervivencia. Es la manera de ascender socialmente, tener un mejor trabajo, ser “tratada bien” (con la violencia reverencial que se le da a cualquier propiedad bella) en un mundo que les ofrece pocas oportunidades. Por eso es comprensible que las mujeres en Colombia se operen, incluso arriesgando sus vidas. Para que eso cambie se necesita más que una ley, se necesita una sociedad que les dé respeto y oportunidades a las mujeres, que las valore como personas y no como accesorios de poder. Esa es la única manera de subvertir esos ideales estéticos y frenar la violencia que llegan a infligir sobre tantos cuerpos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s