Señal de que cabalgamos

Columna publicada el 13 de mayo de 2015 en El Espectador.

La periodista Laura Ardila, de la Silla Vacía, fue víctima de robo de información en Valledupar mientras investigaba una historia sobre un poderoso grupo de la región para La Silla Caribe, la primera pata de La Silla dedicada a hacer periodismo regional (con trabajo de campo pero publicando desde la capital).

Juanita León, directora del medio, cuenta que a Ardila le robaron sus celulares y cuaderno de notas al bajarse de un taxi, y después quien la hospedaba recibió sospechosas llamadas para regresar celulares y papeles, en las que insistían en que asistiera la periodista en persona. Con la misma excusa contactaron por Facebook a una prima suya, mostrando que quienes la buscan saben de sus movimientos. No robaron sus papeles ni tarjetas de crédito pero sí sus tarjetas de presentación. Todo esto en el marco de una campaña de desprestigio del medio y de la renuncia inesperada e inexplicable de un periodista local que contrataron, quien dijo haber “perdido su vocación”.

Desde hace rato en las regiones colombianas se ha instaurado un ambiente de autocensura, donde la prensa ha preferido silenciarse solita antes que recibir intimidaciones y ataques como los que está recibiendo ahora La Silla Caribe. No se trata necesariamente de que los medios locales sean mediocres, los periodistas regionales saben que si pican el avispero los matan a ellos y a sus familias. Por eso un departamento tan azotado por la violencia como Córdoba no registra mayores agresiones a la prensa; tanto que en el informe de 2011 de la Flip fue una de las regiones “menos peligrosas”. Sin embargo, un periodista local contó en el mismo informe que él y sus colegas simplemente prefieren no tocar temas que los ponen en riesgo para no poner en peligro a sus familias. También está el caso de la estación Macondo Estéreo, y el periodista Rafael  Jiménez, a quien, tres días después de las elecciones locales de 2011, le avisaron que no podía volver a tocar temas políticos en su programa Aracataca Informa, el único noticiero del pueblo, por “pedido” de un candidato. En el Caribe los perros ladran y muerden. Las amenazas y asesinatos a los periodistas en la región han sido una advertencia muy clara para todos los medios y en consecuencia hay  autocensura.
Las regiones colombianas viven también usurpación de tierras para megaproyectos agrícolas o mineros, confinación de poblaciones, desplazamiento, especialmente de familias indígenas y negras, corrupción administrativa, contrabando, narcotráfico. Todo esto seguirá ocurriendo sin control mientras la prensa local esté intimidada. Sin embargo, es allí donde ocurrirán las desmovilizaciones, se recuperará el campo, se crearán nuevas Bacrim y donde ocurrirá ese proceso de posconflicto que llamamos “paz”, que sin buen periodismo y veeduría ciudadana no llegará a ser más que una macabra fachada.
La Unidad de Protección apenas acaba de contactar a Laura Ardila para hacerle un análisis de riesgo, y el proceso para darle medidas de seguridad se demora, a lo sumo un mes. Mientras tanto, la historia de La Silla Caribe que presuntamente provocó estos ataques está a punto de salir. ¿Quién protege a Ardila y su equipo mientras investigan? Quizás solo la solidaridad de los colegas y la opinión pública, y el hecho de que es una periodista conocida en un medio respetado y radicada en Bogotá, donde las cosas que pasan “sí son graves” y tienen magnitud nacional. ¿Si el mecanismo de protección no es preventivo, si no protege a tiempo a los periodistas amenazados mientras investigan sus historias, cómo nos garantiza el Estado nuestro derecho a la información? Para nuestra fortuna, Ardila dice que el valioso compromiso de La Silla Caribe con la región está intacto, lo que quiere decir que en cualquier momento sabremos quiénes son los poderosos que están tan asustados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s