Juego de tronos

Columna publicada el 8 de julio de 2015 en El Espectador.

La semana pasada el fiscal Montealegre hizo unas declaraciones imprecisas, amañadas y muy peligrosas: le dijo a la ciudadanía que tomar videos o hacer grabaciones de sucesos públicos y compartirlos con cualquiera que no sea “las autoridades”, o subirlas a Internet, es un delito en Colombia.

No lo es, y es muy grave que un funcionario construya, con declaraciones mentirosas, un clima de autocensura, miedo y desinformación. Recordemos que los servidores públicos cuando hablan a los medios representan la voz del Estado, por eso su libertad de expresión es menor que la de otros ciudadanos. Tener a un fiscal general inventando delitos es más que inaceptable.

Montealegre, como fiscal que es —hoy—, quiere que la información relacionada con posibles ataques terroristas llegue primero a la fuerza pública para “protegernos” pero no parece tener en cuenta nuestra justificada desconfianza en la policía, ni que al decirnos que no podemos grabar y compartir está vulnerando nuestro derecho a la libertad de expresión y acceso a la información. Peor aún, parece olvidar que en otra vida, como magistrado de la Corte Constitucional, firmó sentencias que protegen el derecho a la reserva de fuentes, algo contradictorio con sus recientes declaraciones.

En la misma lógica esquizofrénica, el procurador salió a señalar que las declaraciones de Montealegre son problemáticas para los derechos de la libertad de expresión y libertad de prensa, y libre acceso a la información. Y si bien esta vez Ordóñez tiene razón, toca tener mucha desvergüenza para que un conocido inquisidor, quemador de libros, perseguidor de defensores de derechos humanos, se diga —ahora— defensor la libertad de expresión y el acceso a la información. Parece que fue ayer cuando Ordóñez mentía en los medios sobre nuestros derechos sexuales y reproductivos y sigue siendo el principal opositor a la cátedra sobre esos mismos derechos en los colegios.

¿Cambiaron de opinión Ordóñez y Montealegre? Es evidente que no, porque, ¿cuál opinión? Sus posturas frente a los derechos humanos son simplemente un lugar en la cancha de su duelo personal. Ni al fiscal ni al procurador les importan nuestros derechos, a pesar de que sus cargos digan que son los garantes de los mismos. Aquí no se trata de libertades ciudadanas si no de la pelea entre dos hombres, “blancos”, viejos, los que ostentan el privilegio de siempre, que se aferran con todas sus garras y dientes al poder. Montealegre fue magistrado y después fiscal, Ordóñez consejero de Estado y luego procurador, Maya Villazón procurador y luego contralor y así, los mismos puestos se los rotan los mismos viejorros, y ni por error dejarán entrar en el carrusel a alguien nuevo, cuya extrema novedad sería estar dispuesto —o mejor, dispuesta— a hacer su trabajo.

Claro que el fiscal nos miente diciendo que el periodismo ciudadano es delito; prefiere que el monopolio de la información la tengan periódicos voceros del Estado, como El Tiempo, que acaba de publicar un irresponsable artículo estigmatizando a la defensora de derechos humanos Paola Salgado, como terrorista responsable de las recientes explosiones en Bogotá. No podemos dejarles la defensa de nuestros derechos a los mismos viejos zorros de siempre, que solo invocan la Constitución para sus intereses personales. La información es poder, ¡el cuarto poder! Por eso, quizás la única manera de subvertir el endémico nepotismo colombiano es que los ciudadanos reclamemos activamente la garantía de nuestro derecho a la libertad de expresión, divulgación y acceso a la información, ahora más que nunca, pues la herramienta para hacerlo la cargamos en el bolsillo. Después de todo, quienes defienden los derechos civiles son los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s