Protesta anti-vida, policía anti-derechos

Columna publicada el 21 de octubre de 2015 en El Espectador.

“40 Días por la Vida” es una campaña de grupos cristianos que se reúnen a rezar frente a clínicas donde se practican abortos legales y seguros.

Muchos dirán que esto es inofensivo; otros, que ejercen su derecho legítimo a la protesta “pacífica”. Pero, ¿qué buscan protestando frente a la clínica de Profamilia? Si quisieran tumbar la Sentencia C355/06, estarían protestando frente a la Corte Constitucional. Es claro que están ahí específicamente para intimidar a las mujeres que quieren acceder de manera legal y segura a un derecho y al personal médico que cumple con sus obligaciones legales. Está bien que las protestas sean incómodas y disruptivas, pero esta protesta, más que pacífica, es pasivo agresiva, y el sentimiento de culpa que genera tiene poco de amor, o caridad, o contenido propositivo en términos democráticos.

Además, esta protesta específica tiene un preocupante potencial violento. Los mal llamados “pro-vida” tienen un largo historial de amenazas y ataques contra médicos y activistas: según estadísticas la Federación Nacional del Aborto (NAF), desde 1977 ha habido, en EEUU y Canadá, 17 intentos de asesinato, 383 amenazas de muerte, 153 asaltos, 13 heridos, 100 ataques con ácido, 41 bombas, y al menos ocho asesinatos. En noviembre del año pasado, la protesta de “40 días por la vida” frente a la clínica Marie Stoppes en México D.F. (donde el aborto también es legal) coincidió con amenazas de “matar a todos sus médicos uno por uno”. Aunque nunca pudo probarse que las amenazas provenían de los manifestantes, esto creó un clima de miedo que llevó a suspender temporalmente las actividades de la clínica. Sin ir más lejos, en 2012 les dispararon a las oficinas de la organización Women’s Link en Bogotá. El problema de estos cuadros de riesgo es que, aunque muchos de los protestantes tienen la firme intención de no agredir, es imposible controlar las reacciones violentas de algunos, o los efectos que esta violencia psicológica puede tener en las mujeres y el personal médico.

¿Qué hacer ante esto? Lo lógico sería llamar a la Policía, que tendría que asegurar suficiente distancia para permitir la libre circulación y de esta manera garantizar que no haya barreras para el acceso a los servicios, pues el compromiso de la fuerza pública debe ser con la seguridad de los ciudadanos, las leyes y la Constitución. Pero en el reciente caso colombiano, esto es imposible, ¡pues los uniformados se unieron a la protesta! Con vehículo oficial y abrazados a imágenes religiosas, estuvieron rezando la semana pasada frente a Profamilia.

¿Quién protege a las mujeres cuando es evidente que ni la Fiscalía —que hizo un oso monumental persiguiendo a la actriz Carolina Sabino por un aborto legal—, ni la Policía —que usa sus horas laborales para intimidar mujeres inocentes—, saben que el aborto en Colombia es un derecho? Es urgente que la Policía haga las investigaciones correspondientes y que emita una posición. Es deplorable que ante la protesta social la fuerza pública tenga por costumbre asumir un papel represor, pero es aún peor que usen recursos públicos para apoyar activamente a grupos potencialmente peligrosos, pasando por encima de los derechos constitucionales y del Estado laico. En su tiempo libre y sin uniforme, los policías pueden apoyar las causa que quieran, pero cuando llevan el uniforme representan la voz del Estado, y es inaudito que usen los símbolos de la fuerza pública, y las horas laborales pagadas por nosotros, para intimidar y perseguir a mujeres que buscan acceder a un derecho y a los prestadores de servicio que lo garantizan. Es simplemente inadmisible que la Policía tome partido en contra de los derechos reconocidos de las mujeres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s