Las selfies de Kim Kardashian están a años luz de las fotos de las revistas masculinas

Columna publicada el 8 de abril de 2016 en Univisión.

A comienzos de marzo, precisamente en el Día Internacional de la Mujer, Kim Kardashian publicó en su Instagram una selfie suya desnuda frente al espejo con la leyenda “Como cuando uno no tiene qué ponerse LOL”. Y otra vez, la modelo y empresaria “rompió Internet”.

Algunas artistas como Bette Middler y Chloë Grace Moretz la criticaron por publicar esa foto, ese día: “Espero que te des cuenta de lo importante que es mostrarle metas a las jóvenes, enseñarles que tenemos mucho más que ofrecer que…” [un cuerpo desnudo]. Le dijeron desde gorda hasta “ávida de atención” (attention seeker) y bueno, ya saben cómo se castiga a las mujeres que “quieren llamar la atención”.


El clan Kardashian se ha convertido en una especie de sinónimo de la superficialidad. Una conversación frecuente -y poco original- que se tiene sobre ellas es que es el colmo, que no hacen nada, que solo les importa la imagen y la plata, y que viven de su reflejo en el espejo. Por supuesto, se supone que la más superficial de todas es Kim, que tuvo la desfachatez de publicar un libro solo con sus selfies. “A esto hemos llegado”.

En el 2007 un video sexual de Kim Kardashian con su ex novio Ray J se filtró a la prensa, por supuesto sin el consentimiento de Kim. En ese entonces no hablábamos de algo así como un crimen de violencia sexual y todo el mundo se dió gusto.

En retrospectiva, lo que le hicieron a la Kardashian fue muy violento, pero ella, ¿qué hizo? ¡Hizo una carrera gracias a la filtración de ese video! Gracias al morbo insaciable de la gente comenzó el reality show Keeping Up With The Kardashians (Al tanto de las Kardashians), uno de los realities más vistos de la televisión y que la gente suele poner por ejemplo cuando se habla de televisión chatarra.

Sin embargo, la gente lo ve, y todas las integrantes del clan (incluida Caitlyn Jenner) han podido capitalizarlo. Aunque parezca superfluo, Kim sacó lo mejor de una mala situación, y para eso no basta un golpe de suerte. Se necesita fortaleza y trabajo para construirse una carrera a partir de una agresión sexual. Hoy es una importante empresaria, modelo, actriz de reality, y gana millones con su videojuego.

Detrás de cada una de las imágenes de Kim Kardashian hay una propuesta estética pensada y consistente. Ha logrado construir un culto alrededor de su cuerpo, uno que, ojo, poco tiene que ver con el estándar de belleza al que estamos acostumbrados.

Kim es caderona, nalgona, bembona, tiene celulitis, y todos esos rasgos raciales que los norteamericanos juzgan como “feos”, y que no caben en el unimodelo de belleza blanca que han empujado sobre todo el continente. Cuando alguien ve a Kim Kardashian y dice que es “vulgar” u “ordinaria” por sus prominentes carnes, está haciendo un juicio estético viciado por sus prejuicios de clase y de raza. Elegante es verse como Taylor Swift: flaca, blanca. La voluptuosidad y un cuerpo moreno se entienden como vulgaridad. ¿Por qué será?

Históricamente el control de la creación, y distribución de las imágenes han sido hombres blancos. Las mujeres que aparecían en estas imágenes no podían opinar nada, eran escogidas y arregladas para agradar al ojo del hombre consumidor (un ojo que también se ha educado según unos parámetros de clase y raza). También representaban un solo tipo de belleza.

Bajo este sistema, uno dictado por la mirada de los hombres, en el que los hombres son los que tienen el poder, los que consumen, poner una foto de una mujer desnuda en una revista termina por objetizarla. Desde Goya hasta Helmut Newton, la historia está llena de hombres que se han lucrado de la imagen de mujeres desnudas. Quien tiene el poder de decidir sobre la imagen y mirarla, es el sujeto, quien es mirado (en este caso la mujer) es el objeto.

Bajo este sistema la desnudez de las mujeres, que es una desnudez motivada para complacer a los hombres, no tiene nada de empoderador, y de hecho, el estándar de belleza que presentan, inalcanzable, ha causado mucho daño, físico, y emocional, a generaciones de mujeres.

En 1981 la artista y fotógrafa Cindy Sherman hizo una serie de autorretratos llamada “Centerfolds” en la que criticaba la estética de estas revistas “para hombres”. En las fotos Sherman replicaba los clichés y los encuadres, pero los personajes que representaba en las fotos no eran mujeres felices, estaban deprimidas, asustadas, aburridas, unas emociones mucho más chocantes que la forzada dulzura, o fogosidad de las conejitas Playboy. Eran los ochentas, y cada vez más mujeres usaban las cámaras para construir imágenes desde su mirada; imágenes que hablaran de nosotras, y que no tuvieran que complacer a un hombre.

Hoy en día, -casi casi- cualquiera puede crear una imagen y publicarla. Pensemos por un momento en que hace un par de décadas estos eran ceñidos privilegios. Tener una cámara análoga, revelar una foto, imprimirla en una revista y distribuirla era y sigue siendo algo carísimo. Pero tomar una selfie con mi teléfono y publicarla en mi instagram es fácil, inmensamente más barato y casi que inmediato.

Por primera vez en la historia de la humanidad un número amplio de personas puede hacer eso, personas que antes no tenían acceso, entre ellas, nosotras las mujeres. Hoy una cantidad importante de mujeres en el mundo tiene acceso a cámaras y con eso tenemos la libertad de construir imágenes sobre nosotras, cada una puede elegir la narrativa que quiera para hablar sobre su cuerpo.

Pero no tanto. Volvamos a Kim Kardashian, madre de dos, que osa tomarle una foto a su cuerpo desnudo y publicarla, y al hacerlo se enfrenta a la censura social o el “slut shaming” (mucha puta). Las selfies de Kim están años luz de las fotos que aparecen en revistas masturbatorias para hombres por la sencilla razón de quien tiene el poder de producción, y distribución de la imagen es ella. Ella es quien elige cómo representar su cuerpo. Al tener el poder, en este caso, Kim Kardashian es el sujeto que construye las imágenes.

“Estoy empoderada por mi sexualidad. Estoy empoderada porque me siento cómoda con mi cuerpo. Me empodero al mostrarle al mundo mis defectos, al no tener miedo de lo que vayan a decir de mí. Y espero que pueda usar la plataforma que tengo para empoderar a otras mujeres alrededor del mundo” dijo en una carta abierta, días después de que la criticaran por su selfie. La semana pasada, otras celebridades de redes sociales apoyaron públicamente a Kim, como Emily Ratajkowski que se tomó una selfie en la que salen las dos en un en baño, con su torso desnudo, haciendo pistola frente al espejo.

Hay mucha prepotencia y tontería en creer que el contenido que produce Kim Kardashian es basura. Empezando porque somos nosotros quienes lo consumimos. Y quienes creen que son muy sofisticados para consumir algo así, no parecen tener la sofisticación para entender que la Kardashian nos confronta con nuestras banalidades y nuestros prejuicios. Como todo en el pop, es un reflejo de nosotros.

Por otro lado, como feminista, creo que las mujeres no deberíamos estarle diciendo a otras mujeres, adultas, como vivir su vida o mostrar su cuerpo. ¡Las mujeres estamos hartas de que otros nos digan qué hacer! Respetar las elecciones de cada mujer adulta así no las entendamos, es feminismo. Eso no quiere decir que no podamos criticar. Pero si llevamos años con la consigna de “mi cuerpo es mío”, ¿con qué cara le vamos a decir a otras mujeres qué hacer con sus cuerpos? Además, nuestros cuerpos no son “sexuales” solo por estar desnudos, para que algo sea “sexual” necesita una lectura cultural. El problema no es que las mujeres se desnuden, el problema es que nosotros usemos esos desnudos para explotarlas, y que equiparemos a una mujer desnuda con sexo o con objeto.

 

Anuncios

One comment

  1. “Por otro lado, como feminista, creo que las mujeres no deberíamos estarle diciendo a otras mujeres, adultas, como vivir su vida o mostrar su cuerpo. ”

    Oye Catalina, se que poco te importa la crítica y que jamás respondes comentarios, pero espero al menos puedas leerlos.

    ¿Ves la inevitable contradicción de lo que escribes?, ¿acaso eres capaz? o a pesar de hacerlo, poco te importa y aun estás desde el púlpito de tu versión de lo que consideras feminismo, diciéndole no solo a otras mujeres, sino a todo ser humano al que pretendes llegar, cómo vivir y cómo aceptar tus posiciones.

    Por cierto, que la Kardashian administre su desnudez para sacarle el mejor provecho vs una revista masturbatoria lo administre, no cambia en absoluto el fin del hecho: que el valor de una mujer radica en su conversión de objeto, de objeto de deseo y por tanto cosificándola, eliminando cualquier valor añadido que no sea salir desnuda.

    Y por cierto, tanto discurso que aparentas dominar sobre lo que atrae a las hordas de machos masturbatorios, es falso que el modelo que atrae a los hombres sea distinto al tipo de la Kardashian, de hecho en el mundillo de la masturbatoria masculina, el mundillo de verdad, no el que tu crees que son los esterotipos que reflejan el gusto de los hombres, las mujeres como esta Kardashian abundan

    Creo que incluso que en el mundo de porno por ejemplo, ella jamás sería una estrella ya que hay centenares sino miles de mujeres con traseros gigantes y senos masivos, con cuerpos que están alejados de la delgadez esquelética en las revistuchas del corazón, modelo de cuerpo (el de las revistuchas), por cierto dictado por mujeres y dirigido a la apetencia sexual de hombres y rol model a seguir para las mujeres.

    Poco sabes de que modelo de cuerpo gusta de verdad a las hordas de cavernícolas masturbatorios, poco y nada sabes de eso.

    Por cierto, ¿ya eres capaz de cargar tu botellón de agua sin que se te doblen las piernas como bambi recién nacido?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s