Johnny Depp, el “pobre hombre engañado por su esposa” y otros mitos de la violencia intrafamiliar

Columna publicada el 3 de junio de 2016 en Univisión.

“Forman una de esas parejas perfectas: la actriz, una mujer de belleza del viejo Hollywood y un estilo ligeramente grunge. Él, el actor con más personalidad de toda la industria cinematográfica. Ambos, estaban condenados a estar juntos.”

Así decía hace unos meses un artículo de la revista Harper’s Bazaar México refiriéndose a la modelo y actriz Amber Heard y su esposo, 22 años mayor, el actor y galán de Hollywood, Johnny Depp.

En abril la misma revista sacó una sesuda pieza en la que desglosaban cómo logró Heard enamorar al “esquivo” actor. La revista explica que Heard es bella, encantadora, y desglosa en 20 filminas todos su atributos físicos “173 centímetros de altura, melena ondulada rubia, ojos verdes y sonrisa permanente… Amber Heard es una de las actrices más atractivas de Hollywood, y así lo han declarado varias revistas masculinas.”

Finalmente, concluye que “Juntos, son la pareja perfecta. Él, cantante grunge y actor misterioso y con personalidad, ella, la mujer bella y joven que le acompaña.”

Aunque el artículo de esta revista de modas parece banal la manera en que se refiere a la pareja, es paradigmática de cómo entendemos muchas relaciones heterosexuales: ella, bella, él, interesante; ella, joven, él, viejo; ella, valiosa por su cuerpo, y él, por su personalidad. Él es un sujeto y ella es un objeto. Y aunque todos sabemos que ambos son personas, estas narrativas sobre la pareja hacen que nos importe más lo que hace, piensa y quiere Johnny Depp y que veamos a Amber Heard como un accesorio del actor.

Después vemos un corte abrupto a las fotos de Amber Heard con golpes en la cara y a su demanda de divorcio por violencia doméstica.

Esta vez la presentadora de un noticiero comenta al final de la nota “ojalá sean especulaciones”. Porque es mejor que Johnny Depp no sea un maltratador (eso nos rompería el corazón a todas). Ojalá esa mujer mienta para que podamos seguir amando a nuestra idea de Depp, con indulgencia.

La revista Bazaar México nos ofrece razones para odiar a Heard. Propone que ella engañó al pobre Johnny Depp con la modelo Cara Delevigne. Carnada para clicks, sin duda. “Algunas fuentes cercanas a los actores, aseguran que lo engañó con la modelo, Cara Delevingne, y ésto lo estaba volviendo loco.” ¿Ven? Depp le pegó porque “se volvió loco”.

“De hecho, aseguran que Heard no ocultaba su coquetería con la top en fiestas y galas por lo que el intérprete de Jack Sparrow le gritó alguna vez en público: Me estás viendo la cara de tonto”. Es decir, ella lo estaba haciendo quedar en ridículo y él le pegó para defender su honor. ¡Cómo se atreve a verle la cara de tonto a Jack Sparrow! Ahora, para la revista, Heard dejó de ser encantadora, y “saludable”, ahora es borracha e inmoral: “Se cree que las sospechas comenzaron en el año 2014, cuando el actor trabajaba en la película de Alicia a través del espejo y Heard salía de fiesta con Delevingne, sin descanso alguno. Una fuente le aseguró a un periódico reconocido que la actriz, quien se declaró abiertamente bisexual, era muy coqueta con la modelo y esto le provocó celos incontrolables a Depp por lo que fue la causa del divorcio.” La causa del divorcio no fue que él le pegara, sino que ella le fuera infiel.

Hecho el camino de prejuicios, la revista lanza un veredicto en la siguiente nota, que titula: La prueba de que Amber Heard únicamente le interesa la (enorme) fortuna de Johnny Depp. “El día de ayer, la joven actriz entregó en el juzgado un balance de sus ingresos y egresos, en los que se comprobó que gasta cuatro veces más de lo que recibe, sus ganancias mensuales son de 10 mil dólares, mientras que sus gastos son de 44 mil.

Estos datos prueban que la actriz no está dispuesta a renunciar al nivel de vida que tiene siendo la Sra. Depp.” Y asunto resuelto, ya no tenemos razones para odiar a Johnny Depp. Él es un pobre hombre enamorado engañado por su esposa, una puta borracha y bisexual que solo estaba con él por su dinero. ¡Lo mínimo que se merece esta bruja es un golpe!

Y Johnny Depp puede tener un final feliz: en una última pieza, la Bazaar México cuenta que “de acuerdo a los más recientes informes, Johnny Depp, no será procesado por agredir a su esposa. Por lo mismo, el actor se relajó después de ofrecer un concierto en Suecia con su banda The Hollywood Vampire y disfrutó de unos cócteles en el bar del hotel a lado de una misteriosa mujer morena.”

No podemos saber a ciencia cierta si Johnny Depp le pegó a su esposa, pero podemos reconocer lugares comunes en la manera en que se cuentan estas historias. Cuando hablamos de maltrato doméstico, la historia se cuenta en términos de que el agresor ama, y ese amor lo vuelve loco, y por eso ataca. Así que el culpable no es el agresor sino la víctima, que lo provoca. Esta es la justificación que se esconde cuando se le dice “crimen pasional” a un feminicidio.

Entre todos, justificamos socialmente el maltrato a las mujeres: quizás ella era una mujer mala, inmoral, incorrecta, con su actitud incorregible “provocó” los golpes. Todos somos susceptibles de tener estos prejuicios, y con ellos construimos un escenario social en el que obviamente la violencia doméstica va a quedar impune.

La violencia contra las mujeres comienza en el lenguaje. Las narrativas que reducen a las mujeres a objetos, adornos, accesorios y le dan una historia y una personalidad a los hombres, crean un contexto para la revictimización y para perdonemos y aceptemos a los agresores. Tenemos profundamente engranada la narrativa de que la víctima de la violencia doméstica es la culpable, y el prejuicio se hace palpable en los altísimos índices de impunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s