El dinosaurio todavía estaba allí

Columna publicada el 17 de agosto en El Espectador.

Los jerarcas de la Iglesia católica se han decantado por ignorar las partes de su doctrina que sugieren que el género no es binario (por ejemplo, que los ángeles no tienen sexo) y han emprendido una lucha político-religiosa en contra de lo que maliciosamente llaman “ideología” de género.

Esta resistencia tiene un efecto importante en la educación colombiana, que hasta hace apenas unas décadas era supervisada y dominada por la Iglesia católica. Pero la teoría del género, lejos de ser “una ideología”, es una serie de conceptos que se usan para describir, y que son necesarios para entender el mundo contemporáneo, en el que contamos con un espectro de personas homosexuales, bisexuales, transgénero, travestis, transexuales, intersex, no binarias. Lo importante aquí es que estas personas existen, y no sólo eso, son personas, colombianas, con derechos que toca respetar. Los derechos de las personas no dependen del cuerpo con el que nacen, o de cómo se visten o de quién se enamoran. Cualquier niña, niño o niñe de Colombia necesita saber esta información.

Además de tener derecho a saber que la comunidad LGBTI existe, la niñez colombiana tiene derecho a conocer de los efectos en términos de discriminación y hasta de salud pública que genera la homofobia. Tienen también derecho a saber que esto es prevenible: cada uno de nosotros es responsable por no matonear a otras personas por su identidad. Con esta información la, el o le niñe puede tomar una decisión informada sobre su plan de vida, sobre sus creencias, y sobre su salud sexual y reproductiva. Porque una buena educación sexual con perspectiva de género también previene embarazos no deseados, y una educación que enfatice la importancia de la igualdad de género contribuye a reducir la desigualdad que viven las mujeres. Las nuevas generaciones de colombianes tienen derecho a saber que no es ético (ni es legal) discriminar a alguien por la expresión de su identidad de género. Saberlo reduce los índices de violencia en las comunidades, enfermedades como la depresión y hasta puede salvar vidas. Enseñarles a las niñas que su valor en el mundo no tiene que ser sólo parir hijos, casarse y mantener ese matrimonio a costa de todo, ayuda a que las colombianas tengan agencia para construir su proyecto de vida. Y ese proyecto de vida incluye también la vida religiosa, o una vida en donde toda esta información se critica o se manda al carajo. Pero esta elección no puede hacerse si la niñez y la adolescencia de Colombia ven frenado su derecho al acceso a la información.

Hoy en día, un colegio de Colombia donde no se enseña sobre Darwin y la Teoría de la Evolución es un mal colegio. Hasta los colegios católicos enseñan el Creacionismo en sus clases de religión, pero reservan la Evolución para la clase de ciencias. Si no lo hiciesen, probablemente sus estudiantes sacarían malos puntajes en el Icfes y, peor, no estarían preparados para entender un mundo en donde conceptos como la selección natural se usan y discuten de manera casi que cotidiana. Imaginemos una familia fervientemente católica que cree en el creacionismo. La familia puede enseñarle al hijo, en casa, que el mundo fue creado en siete días por Dios, pero no exige al colegio que no le hablen a su hijo de los dinosaurios. Incluso si no cree en su existencia, el niño necesita saber qué son los dinosaurios, así sea para reírse con los chistes de Los Picapiedra o los microcuentos de Monterroso. Las creencias de la familia no se ven amenazadas porque su hijo ejerza su derecho al acceso a información veraz y oportuna en su educación, o su derecho a la educación de calidad y el disfrute de los avances tecnológicos y culturales de nuestro tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s