Barranquilla

Lo político y lo correcto

Columna publicada el 20 de abril de 2017 en El Espectador.

La semana pasada, la Corte Constitucional emitió un fallo en el que se defiende a Héctor Sánchez quien, junto con sus padres, tuvo que soportar el matoneo y la discriminación de sus vecinos en Barranquilla por su orientación sexual durante 23 años. “Te voy a matar, marica hijueputa”, le decían a diario, y es evidente, por el contexto, que aquí la palabra “marica” se decía con sorna y odio, con intención de discriminación. Pero el fallo de la Corte no es contra una palabra, sino sobre su uso, pues la comunicación humana es tan compleja que podemos insultar y discriminar de múltiples maneras, y hasta con cosas tan mínimas como una mirada. Se trata de no caer en la trampa de perseguir las palabras, o las miradas, pensando que estamos atacando la discriminación.

(más…)

Anuncios

Las ‘frías’

Columna publicada el 4 de febrero de 2017 en El Heraldo.

El nuevo Código de Policía prohíbe “consumir bebidas alcohólicas en lugares abiertos al público en el perímetro circundante” y “consumir bebidas alcohólicas, sustancias sicoactivas o prohibidas en estadios, coliseos, centros deportivos, parques, centros de salud y en general, en el espacio público excepto en las actividades autorizadas por la autoridad competente”. A primera vista parecen prohibiciones razonables que buscan controlar el consumo problemático de alcohol y garantizar la paz en las calles. Sin embargo, como sucede con muchas partes del Código de Policía, estas medidas, aparentemente razonables, pueden terminar siendo absurdas o autoritarias.

(más…)

Al son que me toquen bailo

Columna publicada el 10 de septiembre de 2016 en El Heraldo.

Arturo Char, senador de Cambio Radical y hermano del alcalde de Barranquilla, acaba de hacer público su voto por el “Sí” en el plebiscito con una salsa, compuesta por él mismo, en donde invita a decir “Sí a la paz”. Así lo reveló La Silla Caribe, en una entrevista reciente en donde le preguntan al senador por qué su preferencia es tan unívoca, cuando el líder de su partido, Germán Vargas Lleras, y su mismo hermano (que tiene aspiraciones a la vicepresidencia en clave con Vargas Lleras), se han mostrado ambiguos en su “sí, pero con reservas” a los acuerdos de paz. Arturo Char contesta que tanto el vicepresidente como el alcalde apoyan el proceso “a su manera”, que están “muy ocupados”, “con muchas cosas en la cabeza”, que las reservas son técnicas y que todos, como él, están emocionados.

(más…)

De paraíso a purgatorio

Columna publicada el 20 de agosto en El Heraldo.

De eso tan bueno no dan tanto, parecen decirle a la ciudad el alcalde y la Constructora Bolívar con su anuncio de que las 51 hectáreas de terreno, liberadas por el Batallón Paraíso, no serán todas para el disfrute de todos los barranquilleros. 34 hectáreas serán para espacio público (¿pavimentado?) y solo 25 hectáreas se destinarán a hacer un parque (que ellos llaman “megaparque” aunque ni se compara con las 283 hectáreas que tiene el Parque Nacional o las 400 del Parque Simón Bolívar). El resto del terreno será para vías, y 17 hectáreas para edificaciones en donde piensan embutir 6.000 viviendas en torres de hasta 20 pisos. Imagínense el infierno que va a ser, en términos de tráfico, los al menos 6.000 vehículos que tendrán que transitar por la zona.

(más…)

Las marchas del odio (y una esperanza)

Columna publicada el 13 de agosto de 2016 en El Heraldo.

Las Marchas de odio el miércoles en Barranquilla son una vergüenza para la ciudad. Fue un tenebroso contrasentido llenar la Plaza de la Paz con un reclamo por la discriminación y la violencia; un testimonio de la ignorancia y fanatismo conservador de muchos barranquilleros. El alcalde Char, como sabe que esos son votos, dio unas declaraciones ni fu ni fa: “Barranquilla es incluyente pero cree en los valores familiares”. Pero no, Barranquilla no es incluyente, y usa el término “valores familiares” para justificar una discriminación que, además de ser inconstitucional, cobra vidas: el Caribe es la región de Colombia con más crímenes de odio contra la población LGBTI.

(más…)

Cielo rojo

Columna publicada en El Heraldo el 6 de agosto de 2016.

Uno de los recuerdos más emotivos e impactantes de mi niñez tiene que ver con ese cielo rojo que sirve como fondo para el imponente telón de boca del Teatro Amira de la Rosa, pintado por Alejandro Obregón. Obregón era un gran colorista, y Se va el caimán, como se titula el telón, es uno de sus mejores trabajos; los ojos del espectador se mueven en su superficie como llevados de la mano del pintor. Ese rojo, intenso, es un rojo tan rojo, que de repente se parece al azul azulísimo del cielo barranquillero. Lastimosamente esta sinestesia se convirtió en una dura realidad la misma semana que cerraron el teatro, y el Festival de Danzas Estefanía Caicedo quedó literalmente en la calle. Les tocó hacer el festival afuera del teatro, alrededor de la fuente, usando como camerinos el parqueadero y maquillándose debajo de los árboles.

(más…)

Ser rebolero aguanta

Columna publicada el 30 de julio de 2016 en El Heraldo.

Cerca de 200 personas marcharon este viernes hacia los Tres Postes, en Rebolo, para decirle a Barranquilla que están orgullosos de ser reboleros, y para manifestar su intención de cambiar el estigma que viven los habitantes del barrio en la ciudad. Los Tres Postes ha sido denominado por la prensa uno de los lugares más peligrosos de toda Barranquilla. Los reboleros se quejan de que lo único que se dice en la prensa del barrio tiene que ver con el crimen, y que nunca se habla de las cosas buenas que sí pasan, de sus aportes culturales, de sus jóvenes talentos futboleros, ni del trabajo o las ganas de salir adelante que palpitan en el barrio.

(más…)