Estados Unidos

Los tiempos de la mentira

Columna publicada en la Revista Contacto de la Universidad del Norte, Barranquilla, edición de diciembre de 2016.

Nadie se dio cuenta de cómo las noticias falsas se tomaron las creencias populares hasta que se notó en las urnas debacles como Brexit, el No al Plebiscito del proceso de paz colombiano, la elección de Trump como presidente de los Estados Unidos. Nadie se dio cuenta, pero estaba ocurriendo frente a nuestras narices.

Hace un par de años unas niñas se empezaron a desmayar en el Carmen de Bolivar. Primero dijeron que era el diablo. Pero pronto los padres de familia y hasta personal de los colegios, estaban convencidos de que la culpable era la vacuna contra el papiloma humano, que les había sido aplicada meses atrás en una campaña del Ministerio de Salud. La vacunación masiva se debió a que esta vacuna, que previene virus de de transmisión sexual del papiloma humano, que produce el cáncer de cuello uterino, es una de las principales causas de mortalidad de mujeres en Colombia. La vacuna solo es efectiva si se aplica antes de comenzar la vida sexual, y por eso se le puso a niñas en los primeros años de bachillerato. La historia tuvo eco en los medios de comunicación, que llegaron hasta a afirmar que la vacuna causaba suicidios. Aunque el Ministerio de Salud sacó miles de estudios e informes, no hubo poder humano para desmentir el mito de que la vacuna era nociva, y hasta la fecha, la cosa se discute.

(más…)

Carta de una feminista en respuesta al presidente Obama

Columna publicada el 4 de agosto de 2016 en Univisión.

Querido señor presidente:

Cada vez que un hombre poderoso, como usted, o como Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, dicen públicamente que son feministas se siente una especie de satisfacción o alivio al ver esos mismos argumentos que esgrimimos a diario las feministas, en otra voz, la voz de alguien que será validado sin cuestionamientos y luego un poco de tristeza, al saber que esta otra voz valida nuestro discurso solo con asumirlo.

No es un gesto menor, es muy, muy importante que el presidente de los Estados Unidos, uno de los países más influyentes cultural, política y económicamente en el mundo se declare feminista. Porque parece que el feminismo fuera un problema de nicho, como si las “cosas de mujeres” no afectaran a más de la mitad de la población. El género es una forma de organización social, no solo una identidad. Aún así los hombres rara vez se interesan en la defensa de nuestros derechos, es una conversación incómoda porque para los hombres esto significa perder privilegios, y porque algunos hombres no son capaces de participar en una conversación en la que no sean protagonistas. Así como es importante que las mujeres tengamos modelos, en la ficción y en la vida real, de mujeres fuertes, exitosas, asertivas, seguras de sí mismas, diversas y complejas; es importante que los hombres tengan modelos de hombres que puedan ser feministas, que ayuden a convertir el respeto, la igualdad y la defensa de los derechos de las mujeres en algo aspiracional. Los hombres necesitan poder imaginarse cómo es un hombre que apoya los derechos de las mujeres. Estos arquetipos son tan escasos como los de las mujeres fuertes, independientes, y autosuficientes.

Pero luego de los elogios es importante recordar, que esta declaración de ser feminista, la hace desde un lugar de poder, con la autoridad incuestionable que le da su cargo y su género, que cuando usted dice estas cosas recibe aplausos, pero cuando las mujeres las dicen recibe críticas, estigmatización, rechazo, golpes y hasta amenazas de muerte. Lo que usted acaba de decir es lo mínimo que debería decir cualquier hombre inteligente, sensible y justo.

(más…)

Michelle y Ivanka: los dos discursos con perspectiva de género de las Convenciones

Columna publicada en Univisión el 28 de julio de 2016.

“Me levanto cada mañana en una casa construida por esclavos, y observo a mis hijas, dos hermosas, inteligentes y jóvenes mujeres negras, jugar con sus perros en el pasto de la Casa Blanca. Y es gracias a Hillary Clinton que mis hijas, y todos nuestros hijos e hijas, ahora dan por sentado que una mujer puede ser presidente de los Estados Unidos.” dijo Michelle Obama en el mejor discurso de toda la Convención Democráta esta semana. El discurso de la primera dama logró criticar a Trump sin siquiera tener que mencionarlo y puso en el centro las cartas más valiosas de Clinton: su persistencia y compromiso como servidora pública y el logro simbólico que significa que una mujer sea presidenta de los Estados Unidos.

En la Convención Republicana, fue también una mujer quien logró dar el mejor discurso, la hija del candidato Trump, Ivanka, su mano derecha y una reconocida trabajadora que representa la cara más amable de su padre. Ivanka nos contó cómo jugaba desde niña en la oficina de Trump, quien siempre la estimuló para que alcanzara todas sus metas. Hace unas semanas, Ivanka hasta le dijo a los medios que Trump es feminista, “porque siempre le puso como ejemplo a mujeres fuertes y exitosas”. También dijo que Trump le ha dado trabajo a las mujeres, que les paga igual en sus compañías y eso lo convierte en la solución para la equidad salarial. Lo dijo con una seguridad convincente, y cínica, a la luz de un estudio reciente que muestra que en la campaña de Trump a los hombres les pagan un 30% más que a las mujeres, que además solo ocupan el 28% de los puestos.

(más…)

¿Una Fiscalía machista?

Columna publicada el 16 de junio de 2016 en El Espectador.

“Uno percibe que la criminalización de esa conducta debe ser objeto de un revisión desde el punto de vista sociológico muy importante porque al criminalizarse la violencia intrafamiliar finalmente se está generando una ruptura del núcleo familiar a partir de expresiones de violencia de ocasión. Además atosigando a todo el sistema penal colombiano”, dijo el candidato a fiscal Néstor Humberto Martínez en su presentación frente a la Corte Suprema el jueves pasado. Como es evidente, la respuesta produjo polémica en un país en donde la violencia intrafamiliar es cosa de todos los días y causal constante de nuevos ciclos de violencia. Medicina Legal habla de 83.888 casos reportados en 2015 y lo que va del 2016 hasta abril.

Pero días más tarde, Martínez matizó sus declaraciones y aclaró que no pretendía descriminalizar este delito, sino revisarlo. El candidato, en su nueva declaración, afirma que se necesita una política pública integral, comprometer al ICBF, dar tratamiento psicosocial, y añade que la cárcel no es la mejor medida para combatir esta violencia. Hasta le pasó a RCN Radio un ensayo académico de la estadounidense Radha Iyengar titulado “¿Es cierto que la certeza del arresto reduce la violencia doméstica?”. El documento analiza casos de estados en EE.UU. que han pasado leyes que obligan al arresto siempre que se reporte un incidente de violencia doméstica y señala que al hacer el arresto obligatorio aumentaron los feminicidios. Nótese que no es lo mismo decir que una ley de arresto obligatorio aumenta los feminicidios, a decir que se debe revisar la criminalización del delito de violencia intrafamiliar, que en Colombia tiene una baja proporción de arrestos en contraste con el número de denuncias.

(más…)

Hillary sonríe para Joe

Columna publicada el 18 de marzo de 2016 en Univisión.

“Sonríe. Tuviste una gran noche”, dijo en Twitter el presentador republicano de la MSNBC, Joe Scarborough, a manera de reacción al apasionado discurso de victoria que dio la candidata Hillary Clinton este martes por la noche. No fue el único. Otros presentadores de noticias de la cadena Fox (¿adivinen? Hombres), también decidieron darle consejos no pedidos a la candidata en sus redes sociales: “Hillary gritando su discurso. Ya tiene a la audiencia, un tono más conversacional podría ser mejor para conectar con las personas que la ven en sus casas”, dijo Howard Kurtz. Brit Hume añadió: “Hillary está teniendo una gran noche en las primarias. Entonces grita furiosa su discurso de victoria. A sus seguidores les encanta. ¿Por qué está tan brava?”

(más…)

Cuando el tamaño importa

Columna publicada el 4 de marzo de 2015 en Univisión.

Los posibles candidatos a la presidencia por parte del partido republicano han ocupado sus recientes apariciones públicas en discutir algo importantísimo: el tamaño de sus manos. Resulta que Trump tiene fama de que tiene dedos cortos, y Marco Rubio lo señaló públicamente a finales de febrero en la Florida, con un chiste que sugería que Trump tiene un pene pequeño. Trump, muy ofendido, le contestó en el reciente debate de Fox mostrando sus manos a la audiencia “Les garantizo que no hay problema”. La discusión tiene un subtexto fálico que muchos conocemos muy bien, pero lo voy a explicar para que su estupidez sea más explícita: existe el mito de que el tamaño de las manos es correlativo al del pene y el del pene a la “hombría”. El siguiente mito es que la aptitud para ser buen líder, por ejemplo, para ser presidente de los Estados Unidos, depende de esa hombría. Mientras más macho mejor líder, y así. Así que los y las votantes deben hacerse al -desagradable- pregunta ¿quién la tiene más grande, Rubio o Trump?

56bcb8491a00002d00ab2770

Obra de la artista Illma Gore

(más…)