Estereotipas

Un cuartito pa´ti sola

Entrevista publicada en Página 12, el 7 de abril de 2017
El feminismo se sube al cine, las series, la moda, la música y las nuevas tecnologías para generar un movimiento vivo, popular y alejado del academicismo o las formalidades. Y con esa herramienta se vuelve también aliado para atraer a la causa a quienes todavía dudan o reniegan de la gran ola de cuerpos empoderados que salimos a la calle para decir basta a las mil y una violencias. Desde España las escritoras y periodistas Lucía Lijtmaer y Luna Miguel convocan a las más jóvenes. Mientras que en México Catalina Ruiz Navarro, Estefanía Vela Barba y Marcela Zendejas forman Estereotipas y hacen de la irreverencia una estrategia que defiende el reaggetón y se distancia de la militancia blanca y gringa.

Feminismos y pop: caminos estéticos para hablar de derechos humanos

Estereotipas, “feminismo pop latinoamericano” es una colectiva que busca incidir en la manera en la que las mujeres jóvenes piensan sobre el feminismo y la desigualdad de género. Para ello, tratamos de traducir las grandes ideas del feminismo a un lenguaje y un formato asequible utilizando el humor, la estética del pop y las nuevas tecnologías.

Somos feministas porque nadie debe ser discriminado por su género o/y orientación sexual, clase, raza, etnia, lugar de origen, y los feminismos nos han dado las herramientas y los argumentos para hacer una revolución pacífica que resulte un mundo más justo. Somos latinoamericanas porque creemos en la importancia de los lazos no solo entre mujeres y entre personas sino entre regiones y la importancia de generar, en nuestra lengua, nuestras propias historias, referentes, símbolos y discursos. Somos pop porque creemos que el medio importa para transmitir el mensaje y que el pop es un lenguaje perfecto para hacer que las ideas del feminismo impacten nuestra cultura y cambien el sistema.

Muchas de las expresiones de los feminismo que se dieron en la tercera ola tuvieron que ver con la apropiación de insultos, ataques y prejuicios, a través de medios visuales, audiovisuales, a través del lenguaje y de las subculturas. Estas también son formas de renacer del discurso de víctima (otro meme), pues sí, las mujeres somos víctimas pero nadie quiere hablar desde esa posición, quizás conviene tomar una postura crítica frente a lo resbaloso que es el sexismo, el racismo, el clasicismo y otros memes de dominación tejidos en nuestra cultura. Un ejemplo perfecto son las Guerrilla Grrrls, las Riot Grrrls, que con solo suprimir una vocal de la palabra convirtieron un insulto condescendiente en un rugido. Estos son los referentes directos de Estereotipas. Referentes que también se enfrentan a la pregunta de si movimientos como los feminismos, que buscan desmontar el patriarcado, puedan existir dentro de su mejor aliado que es el capitalismo. La primera respuesta es sencilla: el feminismo siempre ha tenido que lidiar con el capitalismo, algunas de las vetas más poderosas del movimiento de mujeres nacieron de sus entrañas. Pero el capitalismo es un modelo económico de explotación, y en una sociedad patriarcal las explotadas terminan siendo las mujeres. Por eso el feminismo le debe al capitalismo una crítica permanente. Y se mantiene la pregunta: ¿se puede hacer feminismo y resistencia, con el lenguaje natural del capitalismo que es el pop?

(más…)

Pitos contra el acoso en Ciudad de México

Artículo publicado el 12 de julio de 2015 en El Espectador.

El Instituto de Mujeres implementó esta medida dado que más del 70% de las mujeres dicen haber sufrido acoso callejero. Grupos feministas arguyen que revictimiza a las mujeres y es un medio inútil.

La más reciente medida del gobierno de la Ciudad de México para combatir el grave problema de acoso callejero consiste en repartir 15.000 pitos, con la pretensión de que se conviertan en un disuasor para los acosadores. La medida fue anunciada hace un mes, junto con la campaña “Tu denuncia es tu mejor defensa” que a su vez pretende animar a las mujeres para que denuncien el acoso, y hace parte de la Estrategia 30-100 Contra la Violencia Hacia las Mujeres en el Transporte y los Espacios Públicos. La medida llega en respuesta a la gran manifestación en contra de la violencia de género que se llevó a cabo el 24 de abril de este año. La marcha tuvo lugar en 27 ciudades del país y en la capital salieron a las calles cerca de 60.000 personas. Fue el clímax de una conversación que comenzó este año sobre la grave situación de violencia que viven las mujeres en México y que se disparó cuando varios casos de acoso y violencia sexual saltaron de las redes sociales a los medios de comunicación. La periodista estadounidense Andrea Noel fue agredida por un hombre que le bajó los calzones mientras caminaba por la calle y, luego de que Noel buscara y publicara en redes el video de seguridad en donde se muestra la agresión, fue víctima de acoso en redes al punto que tuvo que salir del país. A este caso se suman el de un hombre que eyaculó sobre una mujer en el metro y el de otro que le tomaba fotos bajo la falda a las mujeres en la calle.

(más…)

#MiPrimerAcoso: testimonios contra el drama de la mujer en México

El País, 15 de junio de 2016.

Miles de mexicanas se han movilizado a través de Twitter contra el acoso callejero. Cada una de ellas ha tenido que rebuscar entre los recuerdos más desagradables y contar aquella vez que un hombre la manoseó en el metro, que la arrinconó en la calle, que desde entonces ya no sale sola. Bajo el hashtag#MiPrimerAcoso, convertido en tendencia la tarde de este sábado, muchas mujeres y hombres están denunciando con ejemplos concretos una realidad de este país. Esta protesta se produce horas antes de la primera gran marcha contra la violencia de género en México.

La manifestación es a nivel nacional: 27 ciudades del país se han sumado a la causa. En el caso del Valle de México (donde se encuentra la capital), la marcha ha comenzado en el municipio más letal para las mujeres en todo el país, según la ONU: Ecatepec de Morelos, en el Estado de México, a 20 kilómetros de la Ciudad de México. Finalizará en el Ángel de la Independencia.

Según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, un 63% de las mujeres mexicanas señala haber sufrido algún tipo de violencia sexual. En la Ciudad de México esa cifra aumenta a un 72%. Las diferentes fiscalías tienen registradas más de 15.000 denuncias por violación al año. Esto es, 40 mujeres al día. Y sólo una de cada cinco recibe una sentencia condenatoria.

Las cifras de feminicidios sacan los colores a muchos Estados mexicanos, con alertas de género decretadas y la mayoría de casos sin resolver. La ONU declaró la semana pasada: “Una buena parte de las muertes violentas de mujeres quedan en la impunidad porque no se investigan, ni se actúa con la debida diligencia”.

Al menos seis mujeres mueren al día a manos de la violencia machista. En 30 años han sido asesinadas 50.000 mujeres de las maneras más sádicas. Los datos que recoge el organismo de estadística advierten que para ellas se utilizan “medios que producen mayor dolor y que prolongan su muerte”. En 2013 al 32% las ahorcaron, las estrangularon, las ahogaron, las quemaron o las lesionaron con objetos punzocortantes o a golpes. La mayoría de los homicidios masculinos fueron con arma de fuego (un 65%).

La violencia contra la mujer en México ha provocado numerosas campañas como #NoesNo, sobre el acoso en la universidad; #NoTeCalles, para animar a las mujeres a denunciar y #VivasNosQueremos, creado por ilustradores.

El reclamo de un colectivo feminista ante la ineficiencia de las denuncias por acoso

El País, España, 8 de junio de 2016.

“Tu denuncia es tu mejor defensa. Hazte escuchar, denuncia la violencia sexual”. Así se lee en los mensajes publicitarios del Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) que, desde finales de mayo, circulan en redes sociales y se ven en espacios públicos de la Ciudad. Esta campaña ha propiciado diversas discusiones en redes sociales, pues se ha cuestionado la eficiencia del gobierno de la Ciudad de México para atender las denuncias y para lograr que sean fáciles y efectivas. El pasado 6 de junio, el colectivo feminista Estereotipas publicó en su página de Facebook un video que aborda el tema exponiendo el caso de acoso de Catalina Ruiz-Navarro, una de sus fundadoras.

En la publicación, además de criticar las medidas -como el silbato antiacoso que presentó Miguel Ángel Mancera el 25 de mayo- la investigadora Estefanía Vela Barba y Ruiz-Navarro, relatan de la situación de acoso que vivió esta última en el metro de la Ciudad. Después mencionan cómo la burocracia y la corrupción de los policías del sistema de transporte provocó que no se pudiera levantar la acusación correspondiente. En 36 horas el video cuenta con más de 50.000 reproducciones. (más…)

¿Qué es lo que las autoridades realmente deben hacer para combatir el acoso?

Univisión, Estados Unidos, 7 de junio de 2016.

Esta rabia es comprensible: las calles de la ciudad se están pintando de púrpura con las protestas en la calle, exigiendo equidad de género y seguridad para las mujeres. La violencia de género es un problema omnipresente en la vida de cualquier mujer, y sugerir una solución tan poco seria como un silbato suena más que un poco ofensivo.

Así lo explicó la columnista Catalina Ruiz-Navarro en Sin Embargo, donde criticó a Mancera:

La medida muestra su pobre comprensión del acoso que vivimos las mujeres en las calles. ¿Cree que no se nos ha ocurrido, a nosotras solitas, gritar o hacer ruido cuando alguien nos acosa? Y si por alguna razón no hacemos un escándalo, ¿por qué será? ¿Será porque la gente alrededor no ayuda, el policía no nos cree, y el proceso de denuncia es largo, tortuoso y revictimizante? Todas las que hemos sido acosadas y hemos intentado denunciar nos hemos encontrado con barreras estructurales, y son esas barreras la que debería derribar Mancera.

(más…)