México

Cuidado con los balcones

Columna publicada el 11 de agosto de 2016 en El Espectador.

La semana pasada, el cuerpo de la modelo caleña Stephanie Magón amaneció desnudo en una calle de la colonia Nápoles, un barrio de clase media en la Ciudad de México.

Aunque Édgar Elías Anzar, presidente del Tribunal Superior de Justicia de México, dijo a los medios que la modelo había sido víctima de un feminicidio, que la cogieron a golpes hasta matarla (tenía la mandíbula fracturada y desprendimiento de los dientes y rasgos de violencia sexual), dos días más tarde la Procuraduría de la Ciudad de México PGR (que es algo así como la Fiscalía) desmintió a Anzar y dijo que la modelo se había suicidado.

Y no es la única. Un extraño impulso por desnudarse y tirarse del balcón aqueja a las colombianas que llegan a México. En la misma madrugada de la “caída” de Magón, la ibaguereña Sara Ramírez Bonilla, de 22 años, que estaba en Cancún con su novio, “se tiró” del balcón. En el 2012, la cantante y modelo Diana Alejandra Pulido Duque, de 27 años, “se lanzó” de un séptimo piso en la colonia Polanco. Los medios se dieron un festín morboso contando cómo solo vestía “una tanga azul”. Luego de la caída, el hombre que acompañaba a Pulido escapó del edificio. Una vecina —que luego se retractó— dijo que la escuchó gritar “no me bote”, pero la PGR dictaminó que había sido un accidente. El periódico Excélsior tituló “Baile seductor provocó muerte de cantante colombiana”.

(más…)

Anuncios

El estigma de ser modelo colombiana en México

Columna publicada el 4 de agosto en Univisión.

CIUDAD DE MÉXICO, México.- Este fin de semana encontraron muerta en las calles de la colonia Nápoles, en Ciudad de México, a la colombiana Stephanie Magón Ramírez, caleña de 23 años. Magón estaba desnuda, golpeada, tenía fracturas en la mandíbula y desprendimiento de dientes por los golpes. Llegó a México con un contrato de modelaje, aunque los medios con suspicacia intercalan decir que era modelo con decir que era “edecán” (una palabra que en México a veces se usa como eufemismo para las mujeres que ejercen la prostitución).

Su esposo y su hijo permanecen en Colombia. Ella estaba a punto de terminar estudios en el Instituto Nacional de Telecomunicaciones (Instel), pero los medios también nos contaron que le gustaba la fiesta y que un hermano suyo había sido asesinado hace un año en Brasil. Tras la necropsia, Edgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ), declaró que el crimen era un feminicidio: “Traía golpes contundentes mortales, costillas rotas, en fin, son golpes proferidos o sea intencionadamente la mataron a golpes”. Dos días más tarde, el TSJ se retractó y dijo que los golpes habían sido fruto de una caída. Eso sí, no explican, por qué estaba desnuda cuando se “cayó”.

En los últimos cuatro años han asesinado a tres colombianas en Ciudad de México. Las tres llegaron solas al país. Modelos. Jóvenes. A todas las encontraron muertas y desnudas en el mismo barrio en el que vivían. Las tres han sido estigmatizadas por la prensa: los vínculos criminales que les atribuyen no tienen mayor evidencia que las conjeturas que surgen de los estereotipos asociados con su nacionalidad. “En todos los casos, las autoridades mexicanas -en un acto irresponsable y sin concluir la investigación- han creado un perfil falso de las mujeres haciéndoles creer a la opinión pública que son víctimas de su propia belleza, creyéndolas putas, mal relacionadas o copartícipe de bandas criminales dedicadas al narcotráfico”, dice la periodista colombiana Margarita Solano en Lo Político. Mientras tanto, la revista Proceso se pregunta si la Ciudad de México es tumba de modelos colombianas. Los tres feminicidios están impunes.

(más…)

Negarle el aborto a una niña violada es decirles a las mujeres que sus vidas no importan

Columna publicada en Univisión el 4 de agosto de 2016.

En mayo, una niña indígena huichola de 13 años, Citlali, fue violada por un conocido de la familia en el estado de Sonora. Citlali hace parte de una estadística: en México, una de cada cuatro niñas es violada antes de cumplir los 18 años. Los exámenes certificaron la violencia física y el daño psicológico, pero las autoridades se negaron a darle a la niña retrovirales o anticonceptivos de emergencia como manda la ley. Un mes después, cuando la familia se dio cuenta de que la niña estaba embarazada, en el hospital le negaron rotundamente el acceso a la interrupción del embarazo.

(más…)

El “peligro” de las políticas mexicanas para el canciller brasileño

Columna publicada en Univisión el 28 de julio de 2016.

“Debo decir, querida ministra, que México, para los políticos hombres en Brasil, es un peligro, porque descubrí acá que la mitad de las senadoras son mujeres”, le dijo esta semana el canciller brasileño José Serra a su homóloga mexicana, Claudia Ruiz Massieu, durante una visita oficial a México.

Lastimosamente el chiste machista del canciller es mucho más que un chiste, es un síntoma de uno de los gobiernos más sexistas de todo el continente: el presidente interino, Michel Temer, tiene un gabinete con 23 hombres blancos, la primera vez en cuatro décadas, desde tiempos de la dictadura militar.

Este es el panorama de la representación política en Brasil desde la revocatoria del mandato de la presidenta Dilma Rousseff, la primera presidenta mujer en la historia de Brasil y una de las defensoras de derechos humanos más aguerridas de toda Sudamérica. Fue evidente que el sexismo se usó como una herramienta para sacarla del poder. Y no es que Rousseff fuera perfecta, no.

Pero son muchos los políticos hombres que, como Rousseff, han sido acusados de “pedaladas fiscais”, de maquillar las cuentas públicas, pero solo en el caso de la presidenta estas acusaciones tuvieron tamaña consecuencia. El sexismo simbólico en la campaña para sacarla de su cargo era descarado. Los periódicos titulaban “Regrésate a la casa” y en los coches, alrededor del orificio del tanque de gasolina, pegaron stickers con la cara de la presidenta y unas piernas abiertas, para violarla simbólicamente, una y otra vez, con la manguera de gasolina.

(más…)

¿Qué dicen los videos de Gerardo Ortiz sobre nuestras formas de amar?

Columna publicada el 29 de marzo de 2016 en Univisión.

El video comienza con una escena de sexo en la ducha. Nos queda claro que el personaje que representa Gerardo Ortíz, cantante de Fuiste mía, es un hombre elegante, un patrón, y su poder se afirma semánticamente con carros, relojes, casas (no vaya a ser que pensemos en Ortíz como un “gordito cachetón”), y una bella y voluptuosa modelo que a pesar de estar con este mero mero, hace una furtiva llamada por teléfono.

“Tienes un sabor a mentira” canta Ortíz que mira con sospecha una camioneta parqueada frente a la casa. Entra, sube al dormitorio. La encuentra a ella en la cama con otro hombre. Ortíz saca de un cajón una pistola y dispara certero un tiro en medio de la frente del amante. Ella corre, hermosa, sus nalgas pasan frente a la cámara, se ve, sí asustada, pero “cómo le queda ese miedo de bonito”.

(más…)

Feminismos latinoamericanos: coordenadas mínimas

Ensayo publicado el 23 de febrero de 2016 en Horizontal.

q

En 2016 se cumplen 100 años del Primer Congreso Feminista de Yucatán, 100 años de feminismo organizado en México. Aunque en ese entonces el país estaba en plena Revolución y era muy mal visto, además de peligroso, que una mujer viajara sola a alguna parte, 617 valientes asistieron y demostraron que las mexicanas estaban perfectamente capacitadas para participar en debates públicos.

Sin embargo las mujeres fueron excluidas del constituyente del 17, con el cuento de que en los requisitos fijados en la Constitución de 1857 decía que para ser diputado se requería ser mexicano (cuando conviene, los pronombres masculinos o neutros nos incluyen a todas, y cuando no, pues no). Con este argumento se le negó la posibilidad de ser diputada a Hermila Galindo, promotora del sufragio universal, la educación laica y de que las mujeres tuvieran información sobre salud y sus derechos sexuales y reproductivos.

¿Cuánto hemos avanzado en estos 100 años? ¿Hemos construido algo que podamos denominar “feminismo latinoamericano”? Son preguntas amplias y sus respuestas son tan múltiples como los feminismos latinoamericanos. A continuación les propongo algunas claves para contestarlas.

(más…)

Ángela Buitrago, la fiscal de hierro y el quinto autobús

Artículo publicado el 6 de diciembre de 2015 en El Espectador

Treinta años después del holocausto del Palacio de Justicia, sus investigaciones siguen siendo punto de referencia en Colombia y ahora la CIDH acude a su experiencia para que le ayude a buscar la verdad sobre los desaparecidos en México.

Desde desenterrar el caso del Palacio de Justicia hace diez años hasta desmentir las versiones del Estado mexicano frente al caso Ayotzinapa, Ángela María Buitrago, “la fiscal de hierro”, ha pisado todos los callos y reventado todas las ampollas de los grandes crímenes colombianos. Ya llegó el momento de los que pasan en Latinoamérica. Sus investigados son cada uno más poderoso que el anterior y, pese a ello, Buitrago ha llevado cada una hasta sus últimas consecuencias.

(más…)