policía

Policías al acecho

Columna publicada el 16 de febrero de 2017 en El Espectador.

En días de precarnaval, la Policía de Barranquilla entró a una fiesta privada, que se llevaba a cabo en un patio privado, y grabó a los asistentes. Luego dijeron que la fiesta podía seguir, pero sin música, pues había “quejas” indeterminadas de vecinos sin nombre. Según el nuevo Código de Policía, “el personal uniformado de la Policía Nacional que realice un ingreso a inmueble sin orden escrita, de inmediato rendirá informe escrito a su superior, con copia al propietario, poseedor o tenedor del inmueble, donde conste la razón por la cual se realizó el ingreso”, pero dicha notificación jamás llegó. Luego dijeron que sí podían poner música, pero que el grupo de millo era imposible, pues según el criterio de los policías, la percusión superaba los límites de ruido permitidos y nadie sabía cómo “bajarle el volumen al tambor”.

(más…)

Anuncios

Por el derecho al trabajo sexual digno y seguro

Columna publicada el 14 de diciembre de 2016 en El Espectador.

Este martes, las organizaciones Parces y Paiis presentaron el informe Ley entre Comillas, sobre las condiciones del trabajo sexual en Bogotá. Lo que el informe muestra es alarmante: los estigmas sociales hacen del trabajo sexual un territorio sin ley, sin empatía o solidaridad ciudadana, y en donde muchas vulnerabilidades se juntan para dar ocasión al abuso y la violencia.

El segundo mayor miedo de los y las trabajadoras sexuales, después de contraer una enfermedad de transmisión sexual, es ser asesinadas, y que enfrentan violencias cotidianas por parte de los clientes, los ciudadanos, los patrones y la misma Policía. Esto último es especialmente preocupante, porque para las trabajadoras sexuales de la ciudad el uniforme verde se ha convertido en una amenaza más. El 74 % de las personas encuestadas en el informe recibieron violencia verbal por parte de la Policía, el 62 % violencia física, el 51 % extorsión, el 39 % violencia simbólica, el 35 % retención de documentos y el 34 % violencia sexual. Lo que estas cifras muestran es que a los ojos del orden público no todos los ciudadanos y las ciudadanas somos iguales. Quizás uno de los castigos arbitrarios más frecuentes es que las lleven a la UPJ, que es una especie de purgatorio urbano al que todos y todas le tenemos miedo, pero en donde solo acaban quienes menos privilegios tienen. La UPJ hace mucho tiempo dejó de cumplir su función, que era proteger a los ciudadanos, y se convirtió en una de las formas más efectivas de amenazarlos. Entre las violencias que viven las trabajadoras sexuales también se incluyen las que viven las mujeres trans, que reciben golpes en la cara, en los implantes, ataques que tienen una evidente objetivo: negar su identidad. Por otro lado, las condiciones laborales de las trabajadoras sexuales son de extrema desprotección: el 88 % de las encuestadas en el informe no cotiza pensión y el 65 % no hace parte de un sistema de salud.

(más…)

Código autoritario

Columna publicada el 22 de junio de 2016 en El Espectador.

El Congreso acaba de aprobar un Código de Policía que nos tiene a muchos con los pelos de punta: sus 140 páginas están llenas de imprecisiones estratégicas que, interpretadas a conveniencia, pueden darle poderes exagerados e inconstitucionales a la Policía, una institución que se ha ganado a pulso su desprestigio con la ciudadanía. Terror.

(más…)

Mujer policía

Columna publicada el 13 de abril de 2016 en Sin Embargo.

¿Se acuerdan de cuando en Aguascalientes, en 2013, alguien tuvo la grandiosa idea de hacer un equipo especial de sexy-policías mujeres en tacones, leggins, gafas oscuras y con el pelo arreglado de peluquería? ¡Claro que se acuerdan! ¡Si hasta foto se tomaron con el flamante presidente! Cómo las policías eran tan de buen mirar eran asignadas a eventos públicos, centros comerciales, festivales y actos de gobierno e iban acompañadas de dos compañeros masculinos que sí portan armas y que podían perseguir a los malandros sin tacones. Cómo a este denominado “Grupo de proximidad social” lo confundían frecuentemente con edecanes tuvieron que desmantelarlo pues “dañaba la imagen de -ojo- la institución”.

(más…)

Hacer la violencia visible

Columna publicada el 17 de marzo de 2016 en El Espectador.

La semana pasada se hizo viral en redes sociales, hasta llegar a los medios de comunicación, un post testimonial de Yamile Arango, una ibaguereña de 28 años que contaba cómo su expareja, militar, había cometido todo tipo de agresiones en su contra, incluido amenazarla con un arma y secuestrarla en su apartamento.

Arango, que terminó con la nariz rota en varias partes, se enfrentó luego con un sistema de justicia indolente y revictimizante, y su denuncia fue traumática e infructuosa, la Policía fue incompetente y su agresor salió en libertad. La historia de Arango se repite en Colombia varias veces al día; los casos de violencia doméstica son motivo de chisme en los pasillos, pero difícilmente encuentran justicia. Sin embargo, Arango, a diferencia de tantas mujeres, logró, gracias a las redes sociales, que su caso se tomara en serio. Si bien no hubo justicia para ella, su testimonio ha servido para crear conciencia en la opinión pública y a que se cuestionen, en serio, los mecanismos de acceso a la justicia que presentan tantos obstáculos para las mujeres. Arango tiene toda la razón en estar decepcionada de la justicia, pero su caso inició una discusión que puede ser el primer paso para cambiar el sistema.

(más…)

“Aguacates” y “tacones”

Columna publicada el 10 de marzo de 2016 en El Espectador.

Con motivo del día de la mujer, la Policía realizó una ceremonia para homenajear a 600 nuevas patrulleras que entraron a la Policía de Tránsito en Bogotá. Cuenta Tania Tapia en Vice que el ministro Villegas les agradeció a las nuevas patrulleras por el “sacrificio” de dejar “la vida de madres y de esposas” para entrar a hacer parte de la Policía. Hubo mariachis, rosas, cómo no. Según el coronel Germán Jaramillo Wilches, jefe de la Seccional de Policía de Tránsito y Transporte, básicamente dijo que las nuevas patrulleras están para darle una cara amable a las multas y para mejorar la fama de corrupción pues “las mujeres son naturalmente más honradas“ y no se dejan sobornar por las y los conductores.

(más…)

¿Por qué tan solitas?

Columna publicada el 3 de marzo de 2016 en El Espectador.

Hace unos días nos enteramos del feminicidio de dos turistas argentinas, Marina Menegazzo y María José Coni en la paradisíaca playa ecuatoriana de Montañita. Las mujeres fueron encontradas, una con un golpe en la cabeza, y la otra con herida de arma blanca. Uno de sus posibles agresores, confesó, dijo que las jóvenes le habían dicho a un amigo suyo que no tenían dinero para hospedarse, que las llevaron a sus casas y que “allí ocurrió la tragedia”. Sin embargo, la confesión no sirve como prueba para una condena, ni en Ecuador ni en Argentina, y las familias de Menegazzo y Coni dicen que la versión oficial no tienen sentido: sospechan que las turistas hayan sido capturadas por una red de trata. Dicen los familiares que es inverosímil que las jóvenes se fueran voluntariamente a la casa de dos desconocidos, además se han señalado varias irregularidades en el proceso: no se sabe si hubo un fiscal en el levantamiento de cuerpos, ni si había orden de allanamiento para la vivienda, ni si los detenidos tenían un abogado al dar su testimonio.

(más…)